Tinganio, al sur del pintoresco Tingambato, a unos 28 kilómetros de Uruapan y 95 kilómetros de Morelia, es una zona arqueológica con un fulgor misterioso como ocurre con Teotihuacán. No está muy claro quién la construyó y qué ocurrió con sus primeros habitantes: cuando los purépechas ocuparon el lugar, palacios y templos ya estaban ahí.

Leer más...