Para llegar a Monte Albán, antigua ciudadela zapoteca, construida a más de 300 metros de los valles de esta tierra morena, es necesario subir por un sinuoso camino cuesta arriba que en ciertos tramos ocasiona vértigo. Durante el trayecto es difícil imaginar cómo los zapotecas consiguieron edificar este recinto sagrado que en su momento de mayor esplendor albergó cerca de 35 mil habitantes. Trasladar toneladas de cantera hasta las montañas debió ser una empresa enorme.

Leer más...