Cholula en Puebla, historia viva de México

Antes de la llegada de los españoles, Cholula era considerada una ciudad sagrada. 

La zona arqueológica es ejemplo de lo anterior: El Templo de Chionaquiahuitl, Señor de las Nueve Lluvias, conocido también como la Gran Pirámide de Cholula o Tlachihualtépetl es una de las estructuras más grandes del mundo con un basamento de 400 metros por lado, dos veces más grande que la Pirámide del Sol en Teotihuacán y cuatro veces más grande que la de Keops en Egipto. La Gran Pirámide tiene 65 m de altura y ocho kilómetros de túneles. En el interior del templo observamos extraordinarios murales como el de las Mariposas y el de los Bebedores de Pulque.

En la cima de la Gran Pirámide de Cholula se encuentra uno de los monumentos icónicos de este destino: el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, construido en el siglo XVI. Desde el atrio del recinto, con un cielo despejado, tenemos oportunidad de admirar la majestuosidad del Popocatépetl.

Recomendamos un paseo por el centro de Cholula y la Plaza de la Concordia, una de las más grandes de México, recorrer el Portal Guerrero con sus más de 40 arcos de medio punto, visitar sus templos y capillas coloniales, en especial el Convento de San Gabriel y la Capilla Real o de los Naturales, recinto de estilo mudéjar.

 

Además, Cholula ofrece una extensa gastronomía con raíces prehispánicas. Anímese a probar las cuetlas, una variedad de larva de mariposa muy apreciada en la temporada de lluvias, el xocolátl, bebida elaborada con cacao y agua, las orejas de elefante, enormes tortilla de maíz azul con frijoles, queso, cebolla y salsa, la deliciosa cecina y la tradicional sopa cholulteca, preparada con hongos, calabaza y elote. 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje