Los Altos de Jalisco

Los Altos de Jalisco es una región de elevadas mesetas y planicies situada entre las montañas de Arandas y Tepatitlán. Esta tierra ha sido testigo y protagonista de la Guerra de Independencia de 1810, y la Guerra Cristera de 1926. Su inmortalidad en la cultura mexicana se la concede el ser la "cuna de la charrería", pero la región también es reconocida por sus monumentos arquitectónicos coloniales, sus coloridos textiles, su afamada confitería, especialmente el dulce de leche, sus deslumbrantes mujeres con ojos de sol, y su tequila, néctar ardiente de agave. En esta ocasión visitamos dos de sus mejores destinos: Lagos de Moreno, y San Juan de los Lagos.

Alan Dekk, 1 Enero 2014

bwd  Pág 1/4  fwd
los_altos_de_jalisco.jpg
los_altos_de_jalisco1.jpg
los_altos_de_jalisco10.jpg
los_altos_de_jalisco11.jpg
los_altos_de_jalisco12.jpg

Los Altos de Jalisco es una región de elevadas mesetas y planicies situada entre las montañas de Arandas y Tepatitlán. Esta tierra ha sido testigo y protagonista de la Guerra de Independencia de 1810, y la Guerra Cristera de 1926. Su inmortalidad en la cultura mexicana se la concede el ser la "cuna de la charrería", pero la región también es reconocida por sus monumentos arquitectónicos coloniales, sus coloridos textiles, su afamada confitería, especialmente el dulce de leche, sus deslumbrantes mujeres con ojos de sol, y su tequila, néctar ardiente de agave. En esta ocasión visitamos dos de sus mejores destinos: Lagos de Moreno, y San Juan de los Lagos.

Lagos de Moreno, un Pueblo Mágico como Patrimonio de la Humanidad

Lagos de Moreno celebra su cumpleaños el próximo 31 de marzo. La ciudad cumple 450 años desde que fue fundada bajo una ordenanza de la Real Audiencia de la Nueva Galicia, motivada por su importancia en el trayecto del Camino Real de la Plata. La calidad y belleza en la arquitectura colonial de sus plazas, templos, parroquias y haciendas motivaron su designación como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En 2012, Lagos de Moreno consiguió el galardón de Pueblo Mágico.

La mayoría de los monumentos de Lagos de Moreno con reminiscencias del barroco y neoclásico, fueron construidos entre los siglos XVII y XIX. Entre muchos que destacan, la Rinconada la Merced, la Parroquia de la Luz, El Calvario, la Rinconada Capuchinas, la Parroquia de la Asunción, y el teatro "José Rosas Moreno", uno de los más antiguos y mejor conservados edificios del estilo neoclásico afrancesado en México, valen una visita.

Las haciendas de Lagos de Moreno son famosas por mantener su estructura y conservar la decoración original de estas históricas casonas. Un buen ejemplo es la Hacienda la Labor con más de 450 años, en la cual nace la charrería mexicana, y que hoy es famosa por la crianza de caballos cuarto de milla. Otras haciendas son ahora exclusivos hoteles boutique, como Hacienda Sepúlveda y la preciosa finca La Casa de Teté. Estas haciendas ofrecen a sus huéspedes paseos a caballo, ciclismo de montaña, "camping", caminatas, y recorridos por minas.

La presa Sauceda debe su nombre a una hacienda que ahora descansa en el fondo de sus aguas. Debajo de la transparencia de sus aguas cristalinas se observa un desierto subacuático con decenas de troncos y ramas de mezquites que integran un paisaje caprichoso.

La noche en la ciudad de Lagos de Moreno cobra vida con tranquilos paseos en bicicleta, recorriendo sus jardines y plazas. En los bares se disfruta de un ambiente cálido, alegre, como si uno estuviera en casa.

San Juan de los Lagos y la Gran Señora

A 30 minutos de Lagos de Moreno se encuentra San Juan de los Lagos, bautizado así por los misioneros franciscanos que evangelizaron esta región en el siglo XVI, donde según leyenda una pequeña trapecista murió durante un peligroso acto circense cuando saltó sobre una cama cubierta con afiladas cuchillas. Antes del funeral, una indígena encargada de cuidar la capilla del pueblo, conmovida por el dolor de los padres de la acróbata, les presentó una imagen de la Gran Señora Cihuapilli, asegurándoles que esa advocación era muy milagrosa y que pidieran por la resurrección de la niña. Los padres colocaron la imagen de la Gran Señora sobre el pecho de su hija, y en ese momento la niña milagrosamente resucitó.

Este suceso convirtió a San Juan de los Lagos en el segundo destino más importante de peregrinación en México, en especial el día 2 de febrero, fecha de la fiesta grande de la Virgen de la Candelaria. Se estima que cada año más de 8 millones de personas visitan la Catedral Basílica, Santuario de la Virgen de San Juan de los Lagos, construida con cantera y esbeltas torres barrocas, y decorada con vitrales, óleos, murales, y retablos del siglo XVIII.

Los sitios más frecuentados por los visitantes son el Pocito, donde se encuentra la Capilla del Primer Milagro, La Capilla del Calvario, El Templo de la Tercera Orden, La Parroquia de San Juan Bautista, El Templo de las Cinco Llagas y la Explanada Papal Juan Pablo II donde el Santo Padre celebró la eucaristía el 8 de mayo de 1990.

Los primeros levantamientos del conflicto entre la Iglesia Católica en México y el gobierno del general Plutarco Elías Calles estallaron en San Juan de los Lagos. En respuesta a la represión del gobierno sobre sus creencias, un grupo de campesinos se manifestó portando en sus sombreros la imagen de la Virgen Guadalupana, y empuñando estandartes con la leyenda Viva Cristo Rey. La manifestación fue sofocada con lujo de violencia por soldados federales, quienes con su emboscada y agresión detonaron la llamada Guerra Cristera.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje