La Ciudad del Dios Descendente

Tulum se encuentra a 128 kilómetros al sur del destino turístico de Cancún. Este sitio es uno de los más representativos y visitados de la Riviera Maya en México.

Esteban Raymundo González, 1 Enero 2014

bwd  Pág 1/2  fwd
tulum10.jpg
tulum11.jpg
tulum12.jpg
tulum3.jpg
tulum4.jpg

La ciudad amurallada de Tulum fue un puerto mercante próspero y permaneció así hasta la llegada de los españoles en 1518. Este lugar recibía en la antigüedad el nombre maya de Zamá (que significa en maya amanecer ó mañana) y el actual, Tulum (que significa palizada ó muralla), se refiere a la muralla que la rodeó, constituyéndola en un importante fuerte para su defensa. Por los numerosos registros en murales y otros trabajos encontrados en los edificios de la ciudad, se tiene considerado que Tulum fue un importante centro de culto para el llamado dios descendente.

Actualmente, al encontrase con este antiguo asentamiento prehispánico, se pueden apreciar los edificios que constituyeron el núcleo de la ciudad, limitados por los restos de una muralla.

Esta muralla delimitaba al conjunto principal por sus lados norte, sur y oeste, ya que la porción oriental mira directamente al Mar Caribe. En la porción central del sitio se encuentran los edificios principales; la mayor parte de estos tuvo funciones de tipo ceremonial y entre ellos, El Castillo es el más sobresaliente, por su tamaño, ubicación y la singular fachada de su templo superior, con tres accesos ornamentados con columnas serpentinas, complementados con una deidad descendente y dos mascarones zoomorfos en las esquinas. Cabe mencionar que la imagen actual de El Castillo es producto de diversas etapas constructivas, la más reciente de las cuales está representada por dos pequeños templos ubicados a ambos lados de la escalera principal. Al norte se encuentra el Templo del Dios Descendente, conformado por un pequeño basamento sobre el que se construyó un templo ornamentado con la imagen de esta divinidad.

Frente al conjunto se encuentra la calzada principal, que es una avenida sobre la que se ubicaron diversos edificios, el más importante de los cuales es el Templo de los Frescos, que es una construcción originalmente conformada por una habitación rodeada por un pórtico en tres de sus lados. Las pinturas murales que se conservan en sus paredes retratan, una serie de seres sobrenaturales, que por un momento aparecen retratados entre la oscuridad y la luz, y que constituyen uno de los más importantes testimonios de la pintura mural maya prehispánica.

La Casa de las Columnas y la Casa del Halach Uinik, ubicadas en el área de la calzada, constituyen interesantes ejemplos de la arquitectura de Tulum, en tanto que la Casa del Cenote ubicada en el sector norte del conjunto amurallado, documenta la importancia que los mayas habrían dado al culto acuático, especialmente al vinculado a los cenotes.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Reserva tu viaje