La Meseta de Cacaxtla, con más de 50 mil hectáreas, es desde finales del el año 2000 una de las áreas naturales protegidas más extensas del estado de Sinaloa, en el noroeste de México. Este santuario se encuentra entre los municipios de San Ignacio y Mazatlán. En el norte de la planicie pueden encontrarse bosques de encinos, ríos y arroyos, así como vegetación y fauna propias del bosque tropical de hoja caduca o caducifolia; en el sur de la reserva descubrimos esteros, manglares, tranquilas playas con oleaje sosegado y Las Labradas.