Puerto Vallarta

A diferencia de Cancún, Puerto Vallarta fue un pueblo tradicional antes de convertirse en un destino turístico internacional. Una de las grandes experiencias que nos ofrece la naturaleza en las costas del estado de Jalisco, es el arribo de la ballena jorobada a Bahía de Banderas.

V México al Máximo, 1 Enero 2014

bwd  Pág 1/6  fwd
puerto_vallarta1.jpg
puerto_vallarta10.jpg
puerto_vallarta11.jpg
puerto_vallarta12.jpg
puerto_vallarta13.jpg

Este destino turístico es relativamente joven. Puerto Vallarta ha recibido varios nombres: El Carrizal, Peñitas, Las Peñas. El sitio era utilizado para el embarque y desembarque de suministros y materiales para las minas de plata. Durante la Revolución de 1910, cientos de familias buscaron refugio en la bahía.

En la década de los cincuenta, al celebrarse el centenario de Puerto Vallarta, México y el mundo volteó hacia las bellezas naturales y tranquilidad de las playas que ofrecía. Durante la filmación de la cinta La Noche de la Iguana, dirigida en los sesenta por John Huston, contando con la actuación de monstruos cinematográficos como Richard Burton y Ava Gardner, acompañados por Deborah Kerr, atrajo cientos de reporteros para revelar los detalles de la filmación.

Esta cobertura ofreció la proyección internacional que Puerto Vallarta necesitaba.

Puerto Vallarta es reconocido como uno de los destinos de playa con mayor actividad artística y cultural de México. Numerosas tiendas de arte y galerías pueden encontrarse en el puerto. La cultura es prioridad en Vallarta. Muestra de esto es el museo escultórico al aire libre del Malecón, inaugurado en 1976, amplia avenida, con rampas, bancas y macetas, donde se exhiben monumentales obras de importantes artistas plásticos. Entre las piezas destacan Los Arcos, anfiteatro al aire libre; La fuente de la amistad, conjunto de delfines que observan al puerto, al mar y al cielo; Neptuno y la nereida; El Caballito, bronce de tres metros, símbolo del puerto; La búsqueda de la razón, del artista Sergio Bustamante, obra conmemorativa del milenio; La rotonda del mar, siete piezas fantásticas inspiradas en criaturas marinas; La naturaleza como madre, representación de una espiral contenida en un caracol, donde los niños acostumbran acurrucarse; La Nostalgia, inspirada en una historia de amor; El Milenio, representación del paso inalterable del tiempo en una espiral ascendente.

Puerto Vallarta se ha convertido en un destino lunamielero y familiar, debido a las numerosas actividades que pueden realizarse en sus playas como montar a caballo, caminatas por hermosos senderos, safaris fotográficos, buceo, paseos en barco, recorridos por cascadas, campamentos tortugueros y parques acuáticos.

Las anchas playas de Vallarta seducen con sus ensenadas. Para los surfistas, Vallarta ofrece la Playa Destiladeras, en los acantilados del Burro. En esta playa llegan a formarse olas de hasta más de dos metros de altura, además cuenta con lagunas naturales de agua dulce. Restaurantes y palapas ofrecen una excelente vista a la bahía. Para los que prefieren una playa con mercados típicos de artesanías, música tradicional, restaurantes al aire libre, buscar conchas marinas enterradas en la arena blanca, dorarse al sol, disfrutar de un lindo día tumbado en la playa, pues está Bucerias.

Al atardecer, el suave sonido del oleaje en la playa invita caminar a lo largo del Malecón, sentarse en una de las bancas y contemplar la puesta del sol en el horizonte. Con la noche, los enamorados buscan un refugio cerca del mar. Puerto Vallarta abre sus brazos para recibirlos bajo su cielo protector.

Esta cobertura ofreció la proyección internacional que Puerto Vallarta necesitaba.

Puerto Vallarta es reconocido como uno de los destinos de playa con mayor actividad artística y cultural de México. Numerosas tiendas de arte y galerías pueden encontrarse en el puerto. La cultura es prioridad en Vallarta. Muestra de esto es el museo escultórico al aire libre del Malecón, inaugurado en 1976, amplia avenida, con rampas, bancas y macetas, donde se exhiben monumentales obras de importantes artistas plásticos. Entre las piezas destacan Los Arcos, anfiteatro al aire libre; La fuente de la amistad, conjunto de delfines que observan al puerto, al mar y al cielo; Neptuno y la nereida; El Caballito, bronce de tres metros, símbolo del puerto; La búsqueda de la razón, del artista Sergio Bustamante, obra conmemorativa del milenio; La rotonda del mar, siete piezas fantásticas inspiradas en criaturas marinas; La naturaleza como madre, representación de una espiral contenida en un caracol, donde los niños acostumbran acurrucarse; La Nostalgia, inspirada en una historia de amor; El Milenio, representación del paso inalterable del tiempo en una espiral ascendente.

Puerto Vallarta se ha convertido en un destino lunamielero y familiar, debido a las numerosas actividades que pueden realizarse en sus playas como montar a caballo, caminatas por hermosos senderos, safaris fotográficos, buceo, paseos en barco, recorridos por cascadas, campamentos tortugueros y parques acuáticos.

Las anchas playas de Vallarta seducen con sus ensenadas. Para los surfistas, Vallarta ofrece la Playa Destiladeras, en los acantilados del Burro. En esta playa llegan a formarse olas de hasta más de dos metros de altura, además cuenta con lagunas naturales de agua dulce. Restaurantes y palapas ofrecen una excelente vista a la bahía. Para los que prefieren una playa con mercados típicos de artesanías, música tradicional, restaurantes al aire libre, buscar conchas marinas enterradas en la arena blanca, dorarse al sol, disfrutar de un lindo día tumbado en la playa, pues está Bucerias.

Al atardecer, el suave sonido del oleaje en la playa invita caminar a lo largo del Malecón, sentarse en una de las bancas y contemplar la puesta del sol en el horizonte. Con la noche, los enamorados buscan un refugio cerca del mar. Puerto Vallarta abre sus brazos para recibirlos bajo su cielo protector.

Al atardecer, el suave sonido del oleaje en la playa invita caminar a lo largo del Malecón, sentarse en una de las bancas y contemplar la puesta del sol en el horizonte. Con la noche, los enamorados buscan un refugio cerca del mar. Puerto Vallarta abre sus brazos para recibirlos bajo su cielo protector.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje