Antes de que este paraíso tuviera nombre, un pirata ingles de nombre Thomas Cavendish asoló las costas del Pacífico y asaltó la famosa Nao de China, galeón español que transportaba mercancías del Oriente con rumbo a las colonias. Durante estas travesías, Cavendish regresó una y otra vez al mismo paraíso de singular belleza había seducido al bucanero y que los nativos llamaban Huatulco, lugar donde se venera el madero.

Leer más...

Thomas Cavendish, pirata y corsario inglés del siglo XVI, capitán del barco Desire, asoló las costas del Pacífico y asaltó la famosa Nao de China, galeón español que transportaba mercancías del Oriente con rumbo a las colonias. Durante estas travesías, Cavendish regresó una y otra vez al mismo paraíso que por su singular belleza había seducido al bucanero: Huatulco, un sitio con exuberante vegetación, entre los ríos Coyula y Copalita, en las costas del estado de Oaxaca.

Leer más...

Thomas Cavendish, pirata y corsario inglés del siglo XVI, capitán del barco Desire, asoló las costas del Pacífico y asaltó la famosa Nao de China, galeón español que transportaba mercancías del Oriente con rumbo a las colonias. Durante estas travesías, Cavendish regresó una y otra vez al mismo paraíso que por su singular belleza había seducido al bucanero: Huatulco, un sitio con exuberante vegetación, entre los ríos Coyula y Copalita, en las costas del estado de Oaxaca.

Leer más...