Los 5 mejores lugares para presenciar el equinoccio

Ya está cerca el Equinoccio de primavera, el acontecimiento que marca el cambio de estación, donde despedimos al invierno y recibimos a la primavera. Este año, será el día 19 de marzo a las 22:30 horas.

Por este motivo, durante los primeros días de primavera, muchas personas visitan zonas arqueológicas del país, donde ocurren sorprendentes eventos arqueo-astronómicos, para realizar rituales que los hagan conectarse con la Madre Tierra, y de esta forma equilibrar la luz propia para obtener tranquilidad espiritual.

Aquí te dejamos una serie de destinos que te recomendamos para vivir este fenómeno astronómico.

 

 

Teotihuacán, Estado de México

Sin duda, “La Ciudad de los Dioses” es la zona arqueológica más visitada para recibir la primavera, con un promedio de 180 mil visitantes, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Se trata de uno de los centros ceremoniales más grandes del México antiguo --se sabe que en el siglo VI de nuestra era, llegó a alcanzar los 23 km2 de extensión--; desde cualquier punto de Teotihuacán es ideal para entrar en contacto con los rayos del astro rey, en especial desde lo más alto de las pirámides del Sol y la Luna.

Además este espacio ofrece otro evento solar poco conocido, que bien valdría la pena presenciar durante estas fechas: en el patio del llamado Templo de Quetzalpapálotl, un perfectamente medido juego de luces y sombras hace que desde los basamentos de la construcción se iluminen ciertas partes de la misma indicando con ello el inicio de un nuevo ciclo de tiempo, perfecto para sembrar o bien presagio en tiempos de guerra.

Por su ubicación y construcción no está relacionado con los equinoccios, sino con un calendario de rituales de 260 días, común entre los pueblos mesoamericanos.

Además te puede interesar la Cena Mágica Equinoccio en Teotihuacán http://vmexicoalmaximo.com/vmexico/noticias/3-13/musica-y-energia-en-el-equinoccio-music-fest-2016-en-teotihuacan

 

 

 

Chichén Itzá, Yucatán

Considerada desde el 2007 como una de las nuevas Maravillas del Mundo Moderno, esta zona arqueológica en el sureste del país fue durante el periodo Clásico (1200 -1521) la capital de antiguos mayas itzáes.

Famosa por albergar la pirámide El Castillo o Templo de Kukulcán, que durante el equinoccio de primavera proyecta sombras de triángulos de luz invertidos que semejan a una serpiente bajando de la pirámide. Ahí, durante aproximadamente 30 minutos -que bien pueden convertirse en la mejor experiencia cósmica de tu vida-, puedes admirar cómo el cuerpo del dios Serpiente Emplumada “se va dibujando”, de arriba a abajo, hasta completar la silueta serpentina de la deidad, coronada por una enorme cabeza de reptil que, poderosa, destaca a los pies de las escalinatas de este magnífico templo.

Para los mayas este evento simboliza “el retorno del dios Kukulcán”, una de las deidades más importantes de la cultura.

 

 

Dzibilchaltún, Yucatán

Cerca de la ciudad de Mérida, se encuentra una zona arqueológica poco conocida, pero donde sucede uno de los fenómenos solares más impactantes que se tengan registrados en cualquier centro ceremonial del México antiguo, en el que el sol queda perfectamente acomodado en el marco del edificio Casa de las Siete muñecas, durante la llegada de la primavera.

Todo comienza alrededor de las 5:00 hrs, cuando el Sol hace su aparición por el rumbo del oriente. Poco a poco, a través de las “ventanas” y “puertas” del llamado “Templo de las Siete Muñecas” se puede apreciar cómo la silueta del astro rey va avanzando hasta posarse justo detrás del edificio, permitiendo al espectador, presenciar la asombrosa imagen del sol atravesando y enmarcando la construcción en un fantástico espectáculo que, de modo exacto, indicaba a los mayas el cambio de estación y con ello, la llegada de nuestra primavera.

 

 

Palenque, Chiapas

Año con año, la zona arqueológica de Palenque es una de las más visitadas por los turistas que, vestidos de blanco, celebran el inicio de la primavera.

La enigmática zona arqueológica se encuentra en medio de la espesura de la selva chiapaneca. Este antiguo asentamiento fue gobernado por el rey Pakal, uno de los soberanos más visionarios del mundo Maya.

Este sitio cuenta con 200 estructuras arquitectónicas, algunas de las más importantes incluyen el Templo de las inscripciones, Templo de la Calavera, el Templo de la Cruz y el Palacio de Las Monjas.

Al visitar Palenque conocerás el Museo de Sitio que conserva reproducciones de los hallazgos arqueológicos en las impresionantes cámaras funerarias de la nobleza Maya, extraordinarias lapidas grabadas, relieve sobre sus muros y una arquitectura sobre su paralelo. Según investigadores, las inscripciones mayas en los templos fueron una de las primeras escrituras en Mesoamérica.

 

 

El Tajín, Veracruz

Aunque en esta fantástica zona arqueológica no se desarrolla ningún fenómeno solar en particular, el sentido místico que le otorgaban sus antiguos pobladores la convierten en un sitio ideal para presenciar el equinoccio.

El centro ceremonial de El Tajín, anteriormente solo era asequible para gobernantes, sacerdotes y jugadores de pelota, hoy es un espacio que recibe anualmente a miles de visitantes.

Mientras los primeros rayos de la primavera calientan la tierra, puedes recibir su energía observando la magnífica Pirámide de los Nichos, la cual, claramente --por sus más de 360 oquedades que recuerdan al calendario solar-- es una construcción erigida para venerar al mismísimo dios del trueno.

En esta urbe se conservan cerca de 17 juegos de pelota además de un centenar de edificaciones.

 

 

 

Cabe mencionar que El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) aplicará el Operativo Equinoccio de Primavera 2016 los días 19, 20 y 21 de marzo en las zonas arqueológicas que registran mayor afluencia de visitantes, con el fin de procurar la conservación, respeto y disfrute del patrimonio arqueológico, así como la integridad física y seguridad del público.

 

El objetivo del Operativo Equinoccio de Primavera 2016 es lograr una visita ordenada a las zonas arqueológicas y sensibilizar a los visitantes sobre la importancia de conservar este patrimonio cultural como parte de la memoria histórica.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje