Caldo de piedra

En cierta ocasión realicé un apasionante recorrido por las comunidades indígenas de la Chinantla, región en el norte de Oaxaca. La Chinantla está rodeada de extensas cadenas montañosas y ríos. Me sorprendieron sus selvas exuberantes y sus bosques mesófilos, santuarios de especies en peligro de extinción como el jaguar. Es considerada la tercera superficie más importante de selvas húmedas de México, atrás de la Selva Lacandona y los Chimalapas.

 

Los chinantecos, la gente de la palabra antigua, son un grupo que aún se rige por “usos y costumbres”, conserva tradiciones como el tequio – ayuda comunitaria – y mantiene vivas creencias como la existencia de los nahuales. Los coloridos huipiles de las mujeres expresan en sus bordados historias y mitos solares.

Una costumbre muy arraigada entre los chinantecos es el Caldo de Piedra, expresión gastronómica de origen prehispánico. Este platillo es un símbolo de convivencia, respeto y paz: Alrededor de una oquedad labrada en la orilla del río, grupos de hasta 20 personas se reúnen para preparar el Caldo de Piedra. Dentro de la “olla” de roca se vierte agua y se agregan jitomate, cebolla, epazote, cilantro y chile serrano, todos  previamente picados.

Se enciende una hoguera y se calientan piedras del río, cuando están al rojo vivo se sumergen en la “olla” y se integran pescado y mariscos. En unos minutos está listo para servirse en cuencos o jícaras. ¡Para chuparse los dedos!

Para estos días de Cuaresma, el Caldo de Piedra es una opción fácil y muy sabrosa: Pique jitomate, cebolla y chile serrano. Para un sabor más intenso, puede sustituir el cilantro por hoja santa y epazote. Seleccione pescados y mariscos de su preferencia. Las piedras de río se consiguen en Xochimilco, o en tiendas con artículos para jardinería, y se calientan en una parrilla.

 

 

En un cuenco o jícara, vierta agua y después coloque hoja santa y epazote, luego el pescado y los mariscos y finalmente el resto de los ingredientes. Introduzca una piedra de río bien caliente. ¡Buen provecho!

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje