Xcalak, paraíso del Mundo Maya

Los arrecifes son hogar de diversas criaturas y flora marinas que conviven en armonía. Se estima que el 25% de la vida en el mar forma parte de este ecosistema. La estructura de un arrecife es tan compleja que es comparada con la de la selva tropical, además, el funge como barrera natural que protege a las costas de los efectos de la erosión, el oleaje y de los huracanes.

V México al Máximo

 

En nuestro país contamos con tres zonas de arrecifes coralinos: la costa del Pacífico, que incluye algunos de los estados costeros, además de las Islas Marías y Revillagigedo, las costas de Veracruz y Campeche en el Golfo de México y la costa este de la Península de Yucatán, desde Isla Contoy hasta Xcalak, incluyendo Chinchorro. Se estima que el área que ocupan los arrecifes coralinos de aguas cálidas en México asciende a cerca de mil 780 kilómetros cuadrados.

Xcalak  en Quintana Roo, es uno de los rincones vírgenes del  Caribe Mexicano. El Gran Arrecife Maya, segunda barrera coralina  más grande del mundo, se encuentra justo frente a las apacibles playas de este maravilloso destino y muy cerca tenemos el Arrecife Chinchorro.

Xcalak es una opción perfecta para los amantes del buceo que buscan estar en contacto con la riqueza submarina. En esta área se encuentran varios ecosistemas en óptimo estado de conservación como arrecifes de coral, humedales, lagunas costeras, playas y selva. A su vez, los arrecifes de coral albergan una gran diversidad de especies como el caracol rosado y la langosta.

Al norte de Xcalak, los arrecifes presentan características similares a las del resto de Quintana Roo pero es en el sur donde se encuentra el rasgo más peculiar: una cordillera arrecifal atípica llamada La Poza que se extiende hasta Belice. Los humedales que se localizan en esta zona son hábitats únicos que albergan una gran variedad de flora y fauna acuáticas y silvestres. Aquí anidan aves acuáticas como espátulas rosadas, garzas azules, ibis, cigüeñas americanas y también se avista el águila pescadora. Sirven además como centros de reproducción de peces y crustáceos.

Es un espacio lleno de magia y esplendor submarino, cuyos ecosistemas deben ser valorados y preservados para continuar disfrutando de su belleza y de los beneficios que brinda a la ecología.

 

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje