Mexicanos crean “Mulaka”, el primer videojuego de un superhéroe Rarámuri

Las culturas indígenas de México son una fuente de narraciones fantásticas, la manera en que nuestros antepasados significaron al mundo es única, y al igual que culturas como la griega, china, o nórdica, está llena de mitos, leyendas y deidades que inspiran a representarlas en cualquier tipo de arte, e incluso, hasta en videojuegos.

 

Es el caso de “Mulaka: Pueblos Originarios”, uno de los títulos más novedosos que saldrán próximamente al mercado gracias a Lienzo MX, un estudio mexicano de animación y software.

Se trata de un videojuego de aventura en animación 3D basado en la cultura y mitología Rarámuri, la cual aún pervive en los diversos habitantes de la Sierra Tarahumara, ubicada en el Estado de Chihuahua.

La historia se centra en “Mulaka” —cuyo significado en español es “espiga”—, un joven chamán que fue elegido por los ancestros para salvar al mundo. Para ello, tiene que superar una serie de pruebas que le permitirán ganarse el respeto y la bendición de los semidioses “el Venado”, “el Oso” y “la Serpiente”, y con ello poder interceder por la humanidad ante “Lucero de la Mañana”, el dios de la destrucción. Es así es como nace el primer superhéroe Rarámuri.

Lienzo MX ha declarado que el videojuego tendrá mucha acción, al estilo de la famosa saga de “Zelda”, donde se manejará al protagonista por su travesía en la imponente Sierra Tarahumara, con una extensión natural de asombrosos escenarios como cordilleras, ríos, cascadas, cuevas y formaciones rocosas; al mismo tiempo que se relaciona con entidades fantásticas y elementos propios de la cultura indigena.

El jugador manejará diferentes tipos de armas, como el “atlatl”, el garrote y la lanza que necesitará para combatir a sus enemigos. De esta manera habrá un combate sumamente dinámico que requerirá de reacciones rápidas y elaboración de estrategias al momento.  

Edgar Serrano, uno de los fundadores de Lienzo MX, comenta que el videojuego permitiría introducir otros elementos que caracterizan a la cultura además de procesos gráficos. Por ejemplo, correr. “Si por algo se conoce a los Rarámuris es por su aptitud de corredores”.

El proyecto nació gracias a un grupo de jóvenes estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Chihuahua, como una forma para enaltecer la cultura de la Sierra Tarahumara. Según Adolfo Rico, líder programador de “Mulaka”, el videojuego tiene por objetivo transmitir al público una visión profunda sobre esta asombrosa etnia, la cual en muchos casos es malentendida u desconocida.

“La intención es generar conciencia, respeto y unión por la comunidad Rarámuri, con lo que se pretende exponer su sabiduría, sus mitos y personajes, a través de grandes mecánicas de combate y acertijos, todo envuelto en una potente historia llena de deidades, enemigos y misterios”.

 Un aspecto importante del proyecto es que el equipo multidisciplinario encargado del diseño y desarrollo, cuenta con antropólogos expertos en los pueblos Rarámuris y la Sierra Tarahumara, lo cual promete una experiencia fiel para conocer las entrañas de esta cultura milenaria.

Actualmente, el videojuego aún se encuentra en desarrollo, debido a que su financiación no ha sido nada sencilla, pues para el producto total se requiere un presupuesto que oscila los 2.5 millones de pesos. Sin embargo, gracias al enorme interés que ha generado el título en diversos concursos internacionales,  las donaciones que ha recibido a través de la fondeadora Kickstarter y del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (Conaculta) por medio de campañas, se contempla que este videojuego pueda ser lanzado durante el verano de 2016 para la PC y otros dispositivos, con un costo de 10 dólares por descarga en internet y plataformas internacionales con más de 120 millones de usuarios.

Cabe mencionar que Lienzo MX ha declarado que el 10% de las ganancias serán destinadas a instituciones no gubernamentales que se dedican a trabajar con Rarámuris.

 

 

 

Los Rarámuris

En la sierra que lleva su nombre habitan los tarahumaras, o Rarámuris “los hombres de los pies alados", como ellos se llaman a sí mismos. Esta prodigiosa sierra produce en el visitante una impresión que difícilmente puede olvidar: enormes montañas, riscos escarpados, desfiladeros o cañadas profundas que se extienden hasta el infinito.

Los hombres visten una camisa amplia, suelta, con cuello y grandes mangas con puño, de manta blanca o de colores en seda brillante, un taparrabo que cuelga por detrás, atado a la cintura con un ceñidor tejido en lana. Mientras que las mujeres portan una blusa con batita, de la que sale un faldón plegado que les llega a la cintura, y mangas amplias con puño. Sus faldas son amponas, superpuestas, tres o cuatro, blancas o de colores, y las acinturan con un ceñidor de lana.

Si bien la mayoría andan descalzos, algunos usan huaraches también de un diseño especial, con una tira que se enreda en el tobillo. Además, con la lana de sus borregos tejen gruesos sarapes para el frío.

En la cultura Rarámuri, el universo se destruye cada cierto tiempo. Cuenta la mitología que el dios Lucero de la Mañana o el dios Luna se decepcionan de la humanidad y nos destruyen para volvernos a renacer.

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje