Artesanos de Taxco esculpen la Virgen de Guadalupe en plata más grande del mundo

Artesanos del municipio de Taxco, Guerrero, elaboraron una escultura en plata de la Virgen de Guadalupe de 1.75 metros de altura, como parte de un proyecto para promover el mineral icónico y turismo de la región.

 

La Secretaria de Turismo de Guerrero informó que se trata de la creación de la Virgen de Guadalupe más grande del mundo hecha en plata, la cual será resguardada en la parroquia de Santa Prisca, el templo sagrado más importante del municipio.  

La escultura es obra del orfebre taxqueño Miguel Ángel Sobrino, quien durante casi cuatro meses trabajó en el diseño de la figura, la elaboración y producción de un prototipo. Posteriormente, los plateros de Taxco requirieron más de seis meses para elaborar la escultura, de aproximadamente 140 kilos de peso, de los cuales 122 kilos son de plata.

La iniciativa contó con una inversión cercana a los 2,3 millones de pesos y la participación de la asociación civil “Solo por amor a Taxco” en conjunto con la Iglesia católica y el Gobierno estatal.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo del Estado, el objetivo es impulsar el turismo de Taxco, estableciéndolo como sitio de interés turístico para los fieles católicos que veneran a la imagen representativa de la Virgen de Guadalupe.

La presentación de la escultura será el próximo domingo 29 de agosto, con la intención de que recorra algunos países “no solo como manifestación artística, sino también de paz y armonía entre los seres humanos”.

Cabe mencionar que el turismo religioso en México representa un mercado cercano a los 30 millones de personas, de acuerdo con cifras oficiales. Y según el último censo del instituto de estadística del país, en México hay más de 89 millones de católicos.

 

Taxco es un Pueblo Mágico – recién nombrado Ciudad Luz con una inversión de 21 millones de pesos en iluminación arquitectónica – que se encuentra enclavado en la abrupta sierra de Guerrero.

Sus montañas y cavernas, sus calles empedradas, monumentos coloniales, templos religiosos, sus tiendas de joyería, el Mirador del Cristo, su iluminación nocturna  y tradiciones como las coloridas festividades en el Cerro del Huixteco, convierten a este lugar en uno de los rincones maravillosos de México.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje