Pescado a la Veracruzana

Se cuenta que fue un platillo pensado por la comunidad católica para consumir en época de Cuaresma. Originario de Coatepec, Veracruz, en esta exquisita receta marina abunda la mezcla de sabores de la cultura prehispánica y española. Por el lado de México tenemos la aportación de los jitomates, el chile y la cebolla. Mientras que por España nos trae las aceitunas, las alcaparras, el pimiento verde y el orégano.

Realmente este guiso se come en cualquier época del año y en todo el territorio nacional, pues su sabor es incomparablemente delicioso y contiene un importante valor nutrimental.

Cómo prepararlo

Los ingredientes necesarios para seis porciones son: un kilogramo de tomate, una cebolla finamente picada, cuatro dientes de ajo finamente picados, dos cucharadas de aceite de oliva, tres hojas de laurel, media cucharadita de orégano en polvo, media taza de aceitunas, tres cucharadas de alcaparras, seis chiles (jalapeños, serranos, güeros), dos cucharadas de mantequilla, sal y pimienta al gusto y seis filetes de robalo o 6 robalitos.

Para comenzar a prepararlo solo debes lavar y condimentar los pescados con sal y pimienta al gusto. Mientras dejas reposar los pescados con el condimento, puedes comenzar a freír el ajo y la cebolla hasta acitronar.

Incorpora el tomate finamente picado, sazona con sal, pimienta y deja hervir a fuego bajo por cuatro minutos para que la mezcla se torne caldosa.

Al término del tiempo señalado, agrega las hojas de laurel, el orégano, las aceitunas, las alcaparras y los chiles. Puedes añadir sal, pimienta, caldo de pescado o agua para mejorar la consistencia caldosa y el sabor.

Una vez lista la mezcla, debes freír los pescados en mantequilla e incorporarlos con la mezcla de especies y verduras preparada. Cubre el recipiente con papel aluminio y hornea a 180° por 15 minutos.

Puedes acompañar el platillo con un rico arroz blanco. 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"