Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan

Parque Izta Popo

En el horizonte se observan los poderosos centinelas nevados que custodian a la ciudad de México, el Iztaccíhuatl, Mujer dormida o blanca, y el Popocatépetl, Cerro que humea, ambos se encuentran en los límites del Estado de México, Morelos y Puebla, formando parte de la Sierra Nevada. Estos guardianes han inspirado artistas como José María Velasco, Juan Helguera y Gerardo Murillo, el famoso Dr. Atl. En sus veredas caminamos por algunos lugares originados hace millones de años, es un paisaje que desde hace siglos transpira historia y leyenda, hoy convertido en ícono de la cultura nacional.

Salatiel Barragán, 1 Enero 2014

bwd  Pág 1/4  fwd
parque_izta_popo.jpg
parque_izta_popo1.jpg
parque_izta_popo10.jpg
parque_izta_popo11.jpg
parque_izta_popo14.jpg

Los colosos durmientes

Según una leyenda prehispánica, el valeroso guerrero azteca, Popocatépetl, partió a la guerra, dejando a su amada, Iztaccíhuatl. Al volver victorioso del campo de batalla, se enteró de la súbita muerte de su prometida. Entonces juró permanecer junto a ella por toda la eternidad. Esta historia de amor explica el origen de estos titanes dormidos.

Es importante mencionar que antes de la llegada de los conquistadores, los volcanes eran considerados deidades por los aztecas, representaban a los tlaloques, quienes estaban relacionados con el culto a Tláloc, dios de la lluvia. Incluso en uno de los cerros de este destino de aventura se encuentra uno de los sitios ceremoniales más altos en Mesoamérica, el Tlalocan, Paraíso de Tláloc, situado a más de1000 msnm. Lo cierto es que el Popocatépetl, con sus glaciares perpetuos y 5500 msnm, y el Iztaccíhuatl, con 5230 msnm, son la segunda y tercera cumbres más altas de nuestro país, solo rebasadas por los 5610 msnm del Citlaltépetl o Pico de Orizaba en el estado de Veracruz. Durante los meses de invierno, el Iztaccíhuatl se cubre con un manto nevado, perfilándose el contorno de una amante adormecida, y enfrente, a unos pocos kilómetros al sur, como fiel guardián, el Popocatépetl, conocido por los habitantes de la región con el nombre de Don Goyo.

Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan

Entre bosques de pinos, oyameles y encinos se encuentra el Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan, una de las áreas protegidas más antiguas del país, reserva natural desde 1935, con una superficie de 45 mil hectáreas de lomas altas y escarpadas, nieves eternas, valles, cañadas y barrancas. Este parque nacional fue creado con el objetivo de salvaguardar, investigar, conservar y restaurar las cuencas de México, Puebla y Morelos, por tratarse de la macro región más poblada del país.

Para muchos visitantes del parque, el reto era escalar el Popocatepétl, pero desde 1994 debido a la impredecible actividad volcánica de Don Goyo, cuyas fumarolas ahora lo distinguen, está prohibido el ascenso; sin embargo, desde varios puntos como Amecameca, en el Estado de México, El Paso de Cortés, puerto montañoso a 3600 msnm, o La Joya, se puede admirar su legendaria belleza imponente. Para conocer esta área el primer sitio de interés entre los volcanes es El Paso de Cortés, de relevancia histórica por formar parte de la ruta del conquistador Hernán Cortés hacia Tenochtitlán en 1519; desde aquí se pueden contemplar los inconfundibles perfiles del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, y emprender caminatas para alcanzar el Cerro Caracol que ofrece una excelente vista de los volcanes y el Valle de México.

La reserva ofrece varios recorridos por senderos como el interpretativo para la Recuperación del Bosque y Vivero Educativo, con el interés de enseñar la importancia de los bosques, o el sendero Teporingo donde se muestran aspectos interesantes de este conejo del mismo nombre, especie endémica de la Sierra Nevada, considerada en riesgo de extinción. Otro de los senderos es el Yoloxóchitl donde se organizan actividades de conservación de suelos y agua.

Conquistar a la Mujer dormida

Los senderistas tienen la oportunidad de contemplar desde distintos puntos el Bosque del Ajusco, el volcán La Malinche, el Pico de Orizaba y el Nevado de Toluca. Desde aquí inicia para los montañistas el ascenso a la Mujer dormida por la parte sur, hacia el punto llamado Amacuilécatl, lugar donde moran los vientos, o Los Pies del Iztaccíhuatl, es una de las rutas más recomendadas para llegar hasta el pecho de la mujer-montaña. Existen otros caminos para conquistar el Iztaccíhuatl, como el ascenso vertical y empinado del Glaciar Ayoloco, en la cara oeste de la montaña, y la Arista de la Luz, en el lado norte del Pecho, en un ambiente de hielo. Debido al grado de dificultad de estas rutas para subir hasta la cima, se recomienda llevar un guía experto. La Joya es un paraje ubicado a menos de 10 kilómetros del Paso de Cortés en dirección al Iztaccíhuatl. Desde su mirador pueden observarse paisajes de inigualable belleza escénica. De ahí continúan varios senderos y arroyos que bajan por cañadas y pasan por sitios como El Santo, formación rocosa, y Los Centinelas, conjunto de peñas. Otra opción es subir el otro lado de La Joya y admirar los valles de Chalco y Tlalmanalco, ambos en el Estado de México. También se recomienda conocer el albergue Altzomoni, a 4000 msnm, este refugio cuenta con energía eléctrica, literas, sanitarios, y un mirador natural hacia los valles de México y Puebla.

En este parque nacional pueden practicarse ciclismo de montaña, acampar, recorrer senderos interpretativos o permanecer en el Módulo Recreativo que tiene campos abiertos, mesas y asadores. En otros puntos como Amecameca y San Rafael, los guías conducen a los visitantes hasta el río Apatlaco, o descubrir caídas como la Cascada de los Diamantes. El Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan es una reserva con ecosistemas importantes por su majestuosidad, valor científico, educativo, recreativo, histórico, y sus bosques, pastizales y matorrales, donde es posible encontrarse con especies como el venado cola blanca, gato montés, puma, tejón, y teporingo, o conejo de los volcanes, símbolo de esta región.

Balazos

Subir el Iztaccíhuatl es una experiencia que exige el primer día entre dos y tres horas para llegar al refugio. El segundo día se asciende en unas tres horas hasta el Pecho. El descenso se realiza en un tiempo estimado de poco más de cuatro horas.

El Iztaccíhuatl se encuentra a 64 kilómetros de la ciudad de México, es la sexta elevación más alta de Norteamérica y la tercera cumbre de nuestro país. El Iztaccíhuatl es un edificio volcánico de 15 kilómetros de longitud. En el norte, la Cabeza de la Mujer dormida tiene una altura de 5146 metros, el Pecho alcanza los 5230 metros, y en el sur, la cima de los Pies está a 4703 metros.

El Popocatépetl se encuentra a 55 kilómetros de la ciudad de México. Tiene una edad aproximada de 730 mil años. Desde 1354 se han registrado 18 erupciones. En el año de 1991 incrementó su actividad y en 2005 exhaló una columna de humo y cenizas de tres kilómetros de altura.

Los monasterios del siglo XVI construidos en las laderas del Popocatépetl fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1994.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje