Lagos de Michoacán, lugares con encanto acuático

Lagos de Michoacán

Michoacán, un estado con grandes atractivos destaca en el turismo cultural, con Morelia declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1991 por la UNESCO; 3 Pueblos Mágicos: Pátzcuaro, Cuitzeo y Tlalpujahua; y antiguas celebraciones como Día de Muertos declarado en 2003 Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO. En lo ecológico tiene a la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca declarada en 2008 Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO. Además, posee importantes atractivos naturales como los lagos de Pátzcuaro, Cuitzeo, Zirahuén y Camécuaro, las lagunas de Los Azufres, parte del Lago de Chapala, y el lago cráter La Alberca.

Salatiel Barragán, 1 Enero 2014

bwd  Pág 1/4  fwd
lagos_de_michoacan1.jpg
lagos_de_michoacan10.jpg
lagos_de_michoacan12.jpg
lagos_de_michoacan13.jpg
lagos_de_michoacan14.jpg

EL LAGO DE PÁTZCUARO

El Lago de Pátzcuaro sobresale como una gran extensión de agua, lirios, tules y carrizos, donde habitan garzas, patos, ajolotes y ranas. Sus pueblos ribereños han generado una cultura basada en los recursos acuáticos y creado una amplia producción artesanal en madera, bordados, laca, barro, hojalata y papel maché.

Un recorrido por el lago permite admirar islas como Jarácuaro, Pacanda, Yunuen, Urandén y Janitzio, ésta última luce una escultura de 40 metros de Morelos. El lago está rodeado por montañas y por numerosos pueblos típicos, habitados por pescadores que utilizan redes en forma de mariposa para pescar charales y el pescado blanco, hoy en peligro de extinción.

Para los pobladores ribereños, el sitio llamado "Huecorencha" (lugar de la caída), se formó por el impacto de una bola de fuego que provocó la salida de aguas subterráneas y originó al Lago Pátzcuaro. Los alrededores del lago y sus islas están salpicados de poblados que conservan sus tradiciones, y ofrecen al visitante variados productos, artesanías y gastronomía como el exquisito pescado blanco y platillos a base de charales, mojarras y patos. Pátzcuaro fue un antiguo centro ceremonial Purépecha y hoy es un Pueblo Mágico considerado entre los principales destinos turísticos de México, por sus magníficos templos, la Plaza Vasco de Quiroga, sus construcciones de teja y adobe, y calles franqueadas por casas de bellas puertas, ventanas y herrería.

EL LAGO DE CUITZEO

El lago de Cuitzeo se localiza al norte de Michoacán y al sur del estado de Guanajuato, rodea a la cabecera municipal de Cuitzeo del Porvenir y está a 33 kilómetros de Morelia. La cuenca del lago Cuitzeo tiene 3,977 km2 y es alimentada por el río Grande de Morelia, el Queréndaro y varios arroyos pequeños, y se le calcula una profundidad media de 2 metros. En los últimos años el lago ha estado en peligro de desaparecer debido al azolve y la poca cantidad de agua que aportan sus afluentes. Cuitzeo está a una altitud de 1,840 msnm y goza de un agradable clima templado con temperaturas mínimas de 10°C y máximas de 28°C. Con una temporada lluviosa en verano.

Cuitzeo o Lugar de Tinajas o Vasijas, fue declarado Pueblo Mágico en el año 2006, por su arquitectura virreinal, historia, sitios arqueológicos y paisajes únicos. Se encuentra a orillas del segundo lago más grande de México; por ello posee uno de los mejores climas del país. En la zona se preparan deliciosos pescados, charales y ancas de rana del lago, carnitas estilo Michoacán, birria de chivo, corundas y mole. Este cuerpo de agua es hábitat de patos, pelícanos y garzas. La economía de cientos de personas depende de él, pues de ahí se extraen charales, mojarras, ranas, moscos y tules; los agricultores de las zonas ribereñas aprovechan estas aguas para regar cultivos de maíz, sorgo, avena, trigo y hortalizas.

EL LAGO DE ZIRAHUÉN

Uno de los más bellos cuerpos de agua del estado es el Lago de Zirahuén, que en Purépecha significa "lugar de humaredas", y recibe el nombre del aledaño poblado de Zirahuén, tranquilo y místico, que se ubica a 21 km de Pátzcuaro. El poblado es un muelle de donde parten lanchas para hacer recorridos; su acceso está rodeado por puestos de artesanías y restaurantes rústicos que ofrecen charales secos, truchas y caldo de pescado blanco del lago. Aquí, es emocionante navegar en las canoas de troncos huecos de pino que los pescadores reman de pie. Estas canoas lucen atadas en pequeños muelles, aunque la mayoría encalla en la orilla donde secan las redes.

Este bello lago de aguas verdes y antiguas leyendas, está rodeado por tierras rojas que contrastan con los bosques de pinos que acentúan el encanto del paisaje. Sus riberas son poco profundas, lodosas y con plantas acuáticas, que favorecen la natación y los deportes acuáticos como el kayak, veleo y esquí; también cuenta con sitios ideales para nadar y disfrutar de sus transparentes aguas. Los alrededores están adornados por cabañas de madera y restaurantes, pero las casas del pueblo son bajas, de dos aguas con techos de teja, son de adobe y enjarradas con tierra rojiza llamada charanda, y lucen amplios patios interiores adornados de portales y macetas con flores multicolores.

EL LAGO DE CAMÉCUARO

Ubicado en Tangancícuaro, cerca de Zamora en el occidente del estado, el Lago de Camécuaro ("lugar del baño"), es un manantial de aguas cristalinas rodeado por antiguos sabinos o ahuehuetes, que caracterizan al lugar por sus enormes troncos y raíces, donde se ha instalado el Centro Recreativo del mismo nombre, y una superficie de 1,400 metros de largo por 100 de ancho. Este lago es ideal para la natación y el buceo, porque permite admirar las raíces sumergidas que las aguas transparentes tornan en esculturas. Una leyenda cuenta que un guerrero Purépecha se enamoró de una sacerdotisa del templo de Tangancícuaro, ambos intentaron fugarse para vivir juntos pero fueron asesinados, y desde entonces sus espíritus habitan este lago.

Considerado uno de los lagos más bellos de Michoacán, se dice que al lago es alimentado por más de mil manantiales y en la actualidad recibe a cientos de visitantes. Desde tiempos prehispánicos el lago ha sido aprovechado para el esparcimiento, y ahora cuenta con servicios de paseos en lancha por los canales que se forman entre las raíces de los árboles, también ofrece servicios de hotel, restaurante, tiendas, cenadores, enfermería, sanitarios, vestidores, canchas de fútbol e instalaciones para días de campo familiar. Otros lagos en los alrededores son Junguarán y Cupatziro. Cerca están los poblados de Patamban donde crean las piñas verdes de barro vidriado, y Ocumicho, conocido por sus diablos de barro policromado.

LOS LAGOS DE LOS AZUFRES

Los lagos de los Azufres, son dos lagos ubicados una zona de gran actividad geotérmica en el oriente de Michoacán. Es famosa la laguna lodosa de Los Azufres rica en minerales y cercana al balneario de aguas termales Eréndira. Los lodos, vapores y aguas del área contienen compuestos químicos que los visitantes utilizan como regenerador. Todo se emplea en tratamientos de belleza facial, masajes reductivos, celulitis y tratamientos tonificantes; además estas aguas tienen una agradable temperatura promedio de 38°C y ofrecen una oportunidad para el descanso físico. Asimismo, el vapor emana de respiraderos naturales y es considerado un auxiliar en tratamientos ortopédicos y musculares.

El mayor lago es la Laguna Larga: es un paraíso de montaña, alejado de zonas urbanas, y óptimo para acampar. Es un lago poco profundo con bellos paisajes de pinos y servicios de hospedaje, restaurantes, balnearios, campamentos, y senderos zigzagueantes. En torno a ésta y la Laguna Verde, se han construido caminos para quienes corren o usan bicicleta y en los campamentos se llevan a cabo actividades como canotaje, kayak, natación. Y aquí, los amaneceres junto a los lagos ofrecen un espectáculo único, pues el vapor brota incesante de las aguas, el bosque está a media luz, y se escuchan los sonidos de la naturaleza.

EL LAGO DE CHAPALA

El lago de Chapala está situado en los estados de Jalisco y Michoacán. Es el más grande de México, cuenta con 1,112 km² y una profundidad media de 9 metros. Este lago se encuentra sobre un valle rodeado de conos volcánicos y su influencia ha beneficiado a una docena de municipios de ambos estados. En sus alrededores se concentran cultivos de todo tipo, y en las zonas turísticas hay hoteles, restaurantes y artesanías; aunque la principal actividad es la pesca. En la parte michoacana del lago se puede admirar el raro espectáculo de miles de pelícanos blancos (pelecanus erythorhynchos), llamados localmente "borregones" y que emigran de Canadá para llegar a la isla Petatán en Cojumatlán de Regules en el oeste de Michoacán a 350 kms de Morelia.

Cada invierno, desde de octubre hasta marzo, miles de pelícanos que miden cerca de 50 cms de altura, de una envergadura de 70 cms y pesan hasta ocho kilos, adornan el cielo cuando vuelan en formación lineal. Los primeros registros de esta migración tienen más de 50 años, y actualmente los pescadores de Cojumatlán alimentan por cuenta propia a los borregones con casi cuatro toneladas diarias de sobrantes de pescado. Cada atardecer llevan los restos de la fileteada hasta la orilla de un muelle construido especialmente para las aves, y ahí de manera natural el sencillo pescador se interrelaciona con uno de los mayores y más bellos animales voladores.

La herencia cultural y gran productividad, han convertido a Michoacán en uno de los principales centros artesanales de México. Sus atractivos naturales, lo han consolidado como uno de los estados con las máximas bellezas naturales de nuestro país.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje