La Chaya: El sabor Verde

La chaya es una planta de hojas color verde oscuro originaria de la Península de Yucatán y es utilizada como ingrediente para la preparación de tradicionales platillos de la región como el Dzotobichay y las Gorditas. Hoy en día, como la chaya es rica en hierro, calcio y en vitamina A y C, es fácil encontrarla en la formula de una bebida saludable o como ingrediente de los platillos gourmet que los chefs incluyen creativamente en sus exquisitos menús de influencia maya.

Anna Alexsandroff, Junio 2015


La chaya es fácilmente reconocida por sus pequeñas flores blancas y por sus hojas filamentosas y anchas que terminan en pico como las de maple. Al cocinarse tiene un sabor suave y profundo y es muy fácil de mascar. Cuenta con una consistencia más firme que la lechuga y la espinaca por lo que mantiene su forma al momento de freírse; además es un ingrediente muy versátil pues puede incluirse en una gran variedad de platillos.

La chaya es un gran complemento de sabor para ensaladas con tomate, cebolla y aguacate, pero no dude en servirla también con frutas, una brocheta de rodajas de fresa con chaya es un delicioso manjar. Sin embargo el mejor sabor mexicano que se complementa con la chaya es el de los chiles picantes naturales como el habanero y el serrano o de lata como el jalapeño y el chipotle. Cualquier ingrediente picante que caliente la garganta y la nariz es un gran acompañante para degustar la sabrosa chaya. Lo mejor de todo es que la comida picante es fácil y rápida de preparar, ya sea mezclando unos sabrosos chiles chipotles con tomates y cilantro para preparar una deliciosa salsa picante que se sirve al centro de la mesa o picando unos tomates verdes con jalapeño, cilantro y cebolla para preparar una salsa verde de pico de gallo.

La chaya, preparada en una ensalada, en una tortilla de huevo, en una empanada, en una crujiente gordita o en un sabroso Dzotobichay, solo necesita una cucharadita de salsa picante encima para ser perfecta. La combinación del suave sabor de esta planta y el picante sabor del chile hacen de estos platillos un orgullo mexicano. Y si le agrega unas suaves tortillas de maíz, su platillo contará con todos los ingredientes típicos del país, además de nutrientes, aventura y la compañía de gente agradable, un platillo que lo llenará de energía. Si es demasiado picante acompañe su comida con una refrescante bebida como un jugo de chaya con naranja que es muy fácil de preparar en la licuadora; solamente agregue jugo de naranja, hielo y un par de hojas de chaya.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje