Romeritos

El revoltijo y los romeritos son un ejemplo de la versatilidad de nuestra gastronomía pues combina estos brotes con mole, papas y nopales. La tradición de comer revoltijo en Nochebuena tiene sus orígenes en la época colonial, cuando era costumbre usar el mole sobrante del guajolote para preparar este delicioso guiso con acentos y aromas campestres.

Un plato con el tradicional revoltijo elaborado con romeritos nos remontan a la cocina de la abuela. Los romeritos son un platillo típico en la temporada decembrina. Estas hierbas silvestres crecen en la vereda del camino o se plantan en las milpas en la región central del país. Los romeritos son una variedad de quelite o quilitl – voz náhuatl que puede traducirse como hierba comestible. En el México prehispánico, debido a su abundancia y fácil recolección, los quelites eran muy valorados.

El revoltijo y los romeritos son un ejemplo de la versatilidad de nuestra gastronomía pues combina estos brotes con mole, papas y nopales. La tradición de comer revoltijo en Nochebuena tiene sus orígenes en la época colonial, cuando era costumbre usar el mole sobrante del guajolote para preparar este delicioso guiso con acentos y aromas campestres.

¿Cómo preparar el revoltijo?

Se lavan y limpian muy bien los romeritos, cortando las hojas y eliminando el tallo. Después se remojan y se dejan escurrir. Posteriormente se hierven o blanquean dentro de un recipiente con agua, sal y una pizca de carbonato aproximadamente durante 20 minutos.

Por otro lado cocemos las papas y los nopales, estos últimos previamente cortados, desflemados y condimentados con sal al gusto.

Ahora las tortitas de camarón: sugerimos utilizar camarón seco y pan molido, mezclados en un molcajete. Batimos claras a punto de turrón y agregamos las yemas. Integramos la pasta de camarón y pan molido y formamos tortitas. Las tortitas se doran en aceite o manteca y apartan.

En una cacerola ya tenemos listo el mole – en algunas recetas sustituyen el mole con pipián – agregamos los romeritos, las toritas de camarón, papas y nopales. La chef Patricia Quintana recomienda servir el revoltijo con arroz blanco. ¡Muy buen provecho!

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje