“En el principio solo existían el mar y el cielo, tan azules que parecían uno solo. No había nada más. Los dioses se reunieron para sacar arena del fondo del mar y hacer la tierra. Pero era tan profundo que ninguno consiguió llegar. La gran tortuga se ofreció para intentarlo. Se sumergió, pasaron días, semanas. Súbitamente apareció con un puño de arena entre sus vigorosas aletas. Entonces los dioses crearon la tierra”.

Leer más...

Camino por las estrechas calles empedradas de Álamos, Pueblo Mágico rodeado por montañas en el sureste de Sonora. Respiro es tranquilo aire provinciano. En el siglo XVII, Álamos fue un importante centro minero y una de las metrópolis más ricas en el noroeste de México. Cuentan que los yacimientos descubiertos maravillaron a personajes como el misionero Eusebio Kino. Incluso se afirma que en cierta ocasión el visitador del Virrey, después de conocer la mina Las Cabras dijo “observé tanta cantidad de barras de plata apiladas que hacían ver pequeñas las arcas del Rey de España”.

Leer más...