Altiplano Potosino: Misticismo y Naturaleza

Texto y Fotos: Salatiel Barragán

Gran parte de estas tierras, son Patrimonio Histórico Cultural del grupo étnico Huichol (Wirrarika o Wixaritari), donde existen varias Rutas Turísticas para recorrer lugares mágicos que tienen como fondo la Sierra de Catorce.

 

En el altiplano potosino, al norte de la ciudad de San Luis Potosí, casi todos los caminos cruzan tierras semiáridas entre arbustos de gobernadoras, mezquites, cactus y yucas, donde habitan liebres, zorros, venados, roedores, correcaminos y cientos de especies más. En estas vastas planicies sorprendía encontrar pastores con rebaños de hasta 500 chivos y encontrase en mitad de la nada con grupos de 100 a 200 caballos que vagaban libremente. Esta región es parte de la tradicional Ruta Wirikuta que atraviesa decenas de sitios sagrados en la peregrinación ancestral de los Huicholes, que llegan hasta el cerro El Quemado, aledaño al antiguo pueblo minero de Real de Catorce, donde colectan el mítico Jícuri, Panchito o Peyote, para realizar sus ritos religiosos y así entrar en comunión con sus Dioses.

Sierra de Catorce

El Pueblo Mágico Real de Catorce, por su historia, es un destino obligado cuando visitamos el Altiplano Potosino, pues se desempeña como centro rector de la región y permite volver al pasado de un pueblo señorial, donde admiramos antiguas casonas, templos barrocos y calles empedradas. En el centro conseguimos artesanías y antojitos e incluso remedios curativos preparados por especialistas con gran experiencia en la medicina tradicional. Aquí se han implementado diversas opciones de Turismo de Naturaleza, para disfrutar de los atractivos naturales, arquitectónicos y mineros, así como su gastronomía y tradiciones ancestrales, mediante el programa de Turismo Rural “Los Saberes de la Salud” con sus cinco rutas creadas por Operadores, Recolectores, la Unión de Willys del Desierto, y los Caballerangos de Real; donde un atractivo más son algunas comunidades del lejano y aislado interior de la Sierra.

 

Los Saberes de la Salud

En las tierras altas y quebradas en la Sierra de Catorce y sus alrededores, a 2,000 msnm en promedio, el paisaje luce verdes cañadas cubiertas por encinos y plantas de flores coloridas. Con nuestro guía Cristino Rodríguez realizamos recorridos en Willys, senderismo, safaris fotográficos, degustación de platillos típicos, además aprendimos sobre tradiciones indígenas y la ancestral medicina tradicional; consultamos a especialistas sobre cómo tratar diversos padecimientos y saber las propiedades de cactus, hierbas, arbustos y árboles silvestres y cultivados, lo cual es parte del programa “Los Saberes de la Salud”, que promueve la cultura y conocimiento sobre plantas curativas y sus especialistas en las rutas Los Reales Serranos, la Cuesta del Arrepentido, del Desierto, La Cañada y Las Camelias, en esta Sierra de Catorce.

 

Esencias del desierto

En las planicies visitamos los municipios de Matehuala, Moctezuma, Venado y Charcas, que nos permitieron admirar oasis, minas y paisajes únicos, así como disfrutar de su gastronomía. Aquí, Matehuala se puede considerar como sede regional para iniciar el recorrido, y así llegar al pueblo de Moctezuma que nos permitió conocer la labor artesanal en telares rústicos y disfrutar de los coloridos Matlachines; en el cercano pueblo de Venado visitamos el Centro Cultural Roberto Donis con su antigua arquitectura y los “Siete Callejones” que inspiraron al poeta  Ramón López Velarde; además realizamos un paseo por la Ex Hacienda ganadera Guanamé del siglo XVIII y concluimos la visita con productores de moles, cajeta y salsas. En Charcas caminamos por sus calles que exhiben cactus endémicos y probamos las gorditas mineras acompañadas del exquisito mezcal. En estos pueblos saboreamos Cabuches, Chochas, tunas, quesos, escamoles, chinicuiles, así como un platillo muy arraigado: la Rata de Campo, cocinada a las brasas en adobo o caldo, la cual es una delicia culinaria, medicinal y afrodisiaco local.

 

Ruta del Mezcal

Un excelente producto de turismo cultural, es la Ruta del Mezcal en los municipios de Charcas, Villa de Guadalupe, Venado y Salinas, que incluye elementos propios como sus diversos paisajes naturales, los espacios físicos, urbanísticos y arquitectónicos, donde se llevan a cabo actividades al aire libre como ciclismo de montaña, cabalgatas, senderismo y visitas a lugares mágicos como pueblos y haciendas. Esta ruta cubre aspectos culturales donde destacan antiguas minas, fábricas, y varias haciendas mezcaleras con más de 200 años y que todavía producen este elixir. Así, quien recorre la Sierra de Catorce y el Altiplano potosino, puede disfrutar de sus paisajes de colores cambiantes y pasear por extensas planicies que se funden con tierras más altas, donde los visitantes quedan subyugados por su naturaleza, mitos y leyendas.

 

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje