Las Grutas de García en Nuevo León

García se encuentra a unos 30 kilómetros de la ciudad de Monterrey, capital del estado de Nuevo León. Al noreste de esta villa colonial, a tan solo nueve kilómetros, observamos un teleférico que circula por un cable con 625 metros de extensión y asciende más de 200 metros hasta el Mirador del Cerro del Fraile – con 750 metros de altura –. En esta montaña, a unos 80 metros, se ubica la entrada de las Grutas de García, visitadas el año pasado por más de 200 mil personas.

Descubiertas casualmente a mediados del siglo XIX, las grutas tienen entre 50 y 60 millones de años y es muy probable que estuvieran sumergidas bajo el océano pues se han hallado fósiles marinos en la montaña. Para llegar a estas cavernas se puede abordar el teleférico – cuyo trayecto se realiza en menos de cinco minutos – o subir por un sendero, unos 15 minutos a buen paso. El costo para ingresar incluye el viaje de ida y vuelta en el teleférico, el acceso al Museo de las Grutas de García y cualquiera de los dos tours guiados: ya sea el más largo con una duración de dos horas, explorando más de dos kilómetros de galerías y visitando16 salones, y el más corto de 45 minutos con una caminata de un kilómetro en el interior de las grutas.

Las Grutas de García tienen una longitud de 300 metros, una profundidad máxima de 105 metros y una temperatura promedio de 18º C todo el año. Tendrá oportunidad de admirar enormes estalactitas y estalagmitas con miles de años de antigüedad, una de las más espectaculares es la llamada “Octava Maravilla”, nombrada así por geólogos y espeleólogos: una columna en la que coincidieron una estalactita y una estalagmita ubicadas en puntos equidistantes. ¡Única en el mundo!

Algunos de los espeleotemas – depósitos de minerales – más sorprendentes por la fortuita intervención de la naturaleza son “El teatro”, “La torre china”, “El Nacimiento”, “La capilla de la Virgen de San Juan de los Lagos”, “La Gloria”, “El Infierno”, “El Crucifijo” y “El árbol de Navidad”, entre otras formaciones.  

Los salones que resultan más atractivos son “El salón de la luz” con una altura de más de 100 metros, iluminado con una cascada de luz natural que se filtra por una oquedad en el techo, “El salón de los fósiles” muy concurrido por los visitantes, y “El salón del aire” en el que se encuentra un balcón para disfrutar de una espléndida vista. Es importante mencionar que las grutas cuentan con una excelente iluminación artificial y perfecta señalización. 

  

   

Fotos: Turismo Nuevo león 

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"