Monterrey, Oportunidad de Negocios

Diez de las 20 empresas más importantes en México se encuentran en la ciudad de Monterrey, la Sultana del Norte. La consolidación del sector industrial en Monterrey, capital de Nuevo León, descansa en su gente acostumbrada a entregarse con tenacidad. Los esfuerzos de sus habitantes han producido un rápido desarrollo económico, pues a partir del siglo XIX y hasta nuestros días, la capital regiomontana es baluarte de la industrialización en México.

 

 

Andrés Méndez Palacios-Macedo, 1 Enero 2014

Por a su situación geográfica como ciudad fronteriza, su dinamismo, la productividad laboral, y la diversidad industrial, Monterrey ha atraído empresas en los sectores metal mecánico, electrodoméstico, automotriz, y tecnologías de la información entre otros.

El sólido sector empresarial en Monterrey tiene una composición plural, integrada por firmas nacionales e importantes corporativos internacionales que colaboran en clusters, o micro-ciudades, organizadas por afinidad en materia de su actividad industrial. Esta estructura de sincronización ha permitido que esta ciudad se posicione como la segunda en captación de inversión extranjera directa en el país, y como la mayor generadora de empleos.

Un destino de negocios

En los últimos años el auge del sector turístico empresarial en Monterrey ha sido significativo. Especialistas calculan ingresos directos a la economía de la ciudad de mil 500 millones de dólares, provenientes del turismo de negocios, que incluye la organización de congresos, convenciones, y viajes de incentivo.

Las principales razones que colocan a la capital regiomontana como un destino idóneo para éste sector económico incluyen su buen clima, las opciones de entretenimiento y hospedaje, su excelente oferta de espacios para realizar eventos, la infraestructura en vías de transportación evidente en sus autopistas y en uno de los mejores aeropuertos internacionales del país, con una capacidad de carga superior a los 60 mil m3.

La capital regiomontana cuenta con modernas instalaciones para congresos y convenciones como el Cintermex-Parque Fundidora, y el Centro de Exposiciones y Convenciones (Convex). Entre estos dos recintos se suman 24 mil m2 para exposiciones, y más de 11 mil m2 para convenciones. Otros espacios incluyen recintos como el Museo de Sitio de Arqueología Industrial, galardonado con el Premio a la Excelencia Turística 2003, y la Arena Monterrey, única en su género en toda Latinoamérica, con un aforo para más de 17 mil de espectadores.

También es importante mencionar la Macroplaza, con cuarenta hectáreas, donde se concentran atractivos de la ciudad como el Palacio de Gobierno, el Teatro de la Ciudad, la Fuente de Neptuno, y el Paseo Santa Lucía con su canal artificial de 2.5 kilómetros en cuya rivera se realizan un gran número de congresos y convenciones.

Oportunidades y descanso

Monterrey brinda a sus visitantes un respiro en esos intensos viajes de negocios con una gran variedad de actividades y centros nocturnos en el Barrio Antiguo y Centrito Valle, así como los tradicionales rodeos y restaurantes donde puede degustarse la famosa comida norteña, como el cabrito y los cortes de carne. Tampoco podemos olvidar la oferta cultural de esta ciudad: museos, festivales culturales, conciertos, teatro, y exposiciones de artes plásticas y literatura.

Por último hay que señalar la constante inversión en el ecoturismo, inversión que ha rescatado sitios como Presa la Boca y el Parque Nacional Cumbres de Monterrey para la recreación y la práctica de deportes extremos. Sin embargo, la mayor cualidad de la Sultana del Norte está fincada en su gente trabajadora, entusiasta, franca y generosa.

El Cerro de la Silla, símbolo regio

El Cerro de la Silla, cuyo punto más alto está a más de 1700 msnm, con una superficie de más de 6000 hectáreas, es el símbolo emblemático para la ciudad de Monterrey y los regiomontanos. Es una montaña que forma parte de las estribaciones de la Sierra Madre Oriental. Cuenta con cuatro picos llamados Antena, Norte, Sur y la Virgen, otras elevaciones de esta montaña son el Cerro de Mitras, el Cerro de Chipinque, donde se encuentra la forma de “M”, Cerro del Topo Chico, La Huasteca, Sierra Madre Oriental y Cerro del Obispado.

Nombrado Cerro de la Silla por los conquistadores españoles en el siglo XVI, además de su importancia en la identidad de los regiomontanos, este sistema montañoso representa un área importante para la recarga de los mantos acuíferos que abastecen los pozos de Monterrey.

En el Cerro de la Silla crecen pastizales, matorrales y arbustos que llegan a medir hasta seis metros de altura. Abundan especies como el chaparro prieto, anacahuite y huizache. Al ascender podemos descubrir tenazas, tepeguajes y guajllos. Así como bosques de Quercus, México es el país con mayor diversidad de estos árboles, y bosques de pino.

La fauna del Cerro de la Silla es igual de heterogénea. En este sitio habitan armadillos, pájaro carpintero, cardenal, conejo, zorro, cacomixtle, tlacuache y coyote, entre otros.

Designado como Monumento Natural en 1991, el Cerro de la Silla se caracteriza por sus elevaciones y cañadas que se aglutinan en el centro de los plegamientos y principalmente hacia el flanco occidental, donde predominan formaciones rocosas y picachos.

Sitios que deben conocerse al visitar el Cerro de la Silla son el Cerro de Mitras es una imponente cima dentro de la ciudad de Monterrey, cuyas elevaciones se cubren de nieve en el invierno. Debe su nombre a las cumbres escarpadas que tienen la forma de una toca alta y apuntada, similar a la que usan los obispos. En esta zona se realiza la explotación de caliza, indispensable para la industria del vidrio.

En el Cerro de Mitras pueden encontrarse bosques de pino, encino, oyamel, cedro y zacatonales, así como palmas, agaves y otras cactáceas. Hábitat natural de venado cola blanca, vanado bura, oso negro, puma, gato montés y águila real.

La Sierra Madre Oriental, con una extensión de 1350 kilómetros, desde el río Bravo hasta el Eje Neovolcánico, este sistema montañoso cruza todo el sur de Monterrey. En una de sus mesetas se encuentra el Parque Ecológico Chipinque y el Parque Nacional Cumbres de Monterrey. El Parque Ecológico Pichinque es una reserva natural de 1625 hectáreas; el Parque Nacional Cumbres de Monterrey dispone de casi 178 mil hectáreas.

La Huasteca, Reserva de la Biosfera desde 2006, ubicada al sur de la ciudad de Santa Catarina, a solo 20 minutos de Monterrey, forma parte del Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Está integrada por una serie de riscos altos que originan el Cañón de la Huasteca. En esta reserva es posible encontrar flora y fauna originaria de la región noreste de México. Su accidentada geografía ofrece las condiciones idóneas para practicar rapel y escalada.

El Cerro Topo Chico es conocido por sus manantiales y aguas termales y minerales, algunos especialistas consideran esta elevación como un volcán inactivo, otros que se trata de un volcán de aire, pues existe un hueco de donde sale viento. Es una montaña de origen Mesozoico y debe su redondez a la última glaciación de hace 14 mil años. En este lugar se han descubierto fósiles marinos.

Finalmente, el Cerro del Obispado, llamado así por la construcción de la residencia episcopal en el siglo XVIII, actualmente alberga el Museo de Historia Regional. Durante la Batalla de Monterrey, cuando la Guerra de 1847, se establecieron en este lugar 260 hombres y tres cañones para detener el avance de los invasores. El Obispado fue blanco de las baterías estadounidenses hasta que finalmente cayó la ciudad de Monterrey.

Ahora en el Cerro del Obispado se ha construido un centro cívico y un mirador, a una altura de 775 msnm, en el que ondea desde el 2005 una bandera monumental, la más grande de México: 50 metros de largo por 28.6 metros de ancho, pesando 230 kilogramos.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje