Milpa Alta: La hermosa provincia en la Ciudad de México

En los primeros años de la Revolución Mexicana, Emiliano Zapata promulgó el Plan de Ayala en el que exigió el reparto de las tierras usurpadas a los campesinos durante la dictadura de Porfirio Díaz. Los pobladores de las 12 comunidades originales de Milpa Alta simpatizaron con el Zapatismo y en San Pablo Oztotepec se ratificaron los postulados del agrarismo. El paso del Caudillo del Sur y sus tropas se exhibe en el Museo Cuartel Zapatista, junto a Chalmita, templo construido sobre un adoratorio indígena.

Por Michael Petersen

 

En San Pablo Oztotepec, como en el resto de los pueblos de Milpa AltaSan Antonio Tecómitl, San Francisco Tecoxpa, San Jerónimo Miacatlán, San Agustín Ohtenco, San Pedro Atocpan, San Bartolomé Xicomulco, San Salvador Cuauhtenco, San Lorenzo Tlacoyucan, Santa Ana Tlacotenco y San Juan Tepenahuac aún se habla con orgullo el náhuatl, indicadores oficiales señalan que esta lengua es practicada por casi un 50 % de los milpaltenses.

En la campiña, rodeada de madroños, oyameles, ocotes y pinos, todavía podemos observar rústicas viviendas de adobe con pintorescos tejados. Junto al fogón, las mujeres elaboran ayates y bolsos con lana, algodón o ixtle, y en el campo trabajan los hombres en terrazas de origen prehispánico sembrando maíz, frijol, forrajes, haba, chícharo y nopal.

También encontramos tlachiqueros raspando el corazón de los magueyes y recolectando aguamiel con sus acocotes o calabazos. Este néctar será fermentado en los tinacales hasta transformarse en pulque. Actualmente se está revalorizando esta bebida tanto a nivel nacional como internacional.

En los senderos descubrimos algunas de las variedades de plantas medicinales que todavía son utilizadas por los curanderos en San Antonio Tecómitl y en los rituales del temazcal o baño prehispánico en San Pablo Oztotepec. Magia y misticismo se experimenta en las cuevas decoradas con pinturas rupestres y en montañas como el  Cerro Tláloc y el volcán Tehutli, ambos consideradas sitios sagrados.

bwd  Pág 1/4  fwd
2.jpg
3.jpg
4.jpg
5.jpg

El Oro Verde y el Mole

Las dos producciones que sostienen económicamente a Milpa Alta son el nopal y el mole. El nopal es una cactácea citada con frecuencia en los mitos aztecas, forma parte de la simbología nacional y es un ingrediente común en nuestra extensa gastronomía.

En Milpa Alta hay más de 3500 productores de nopal que cultivan cerca 4300 hectáreas, produciendo anualmente alrededor de 250 mil toneladas. Para atender a los productores y facilitar la comercialización del nopal, en el 2000 se creó el Centro de Acopio de Nopal y Verdura con cuatro naves y más de 16 mil m2. Este mercado recibe a más de mil productores al día, quienes se reúnen desde la madrugada hasta el atardecer.

Una excelente oportunidad degustar platillos elaborados con nopal, tuna, xoconostle y chinicuiles o gusanos de nopal es la Feria Gastronómica de Milpa Alta que se celebra a mediados de año.  

Con más de 700 fiestas patronales al año, no es de extrañar que el mole sea uno de los principales protagonistas en Milpa Alta. El mole es un reflejo del mestizaje, pues en su preparación coinciden ingredientes indígenas y españoles.

El mole en San Pedro Atocpan es una tradición con 50 años de historia y actualmente el 85 % de su población se dedica a la preparación y venta de mole, abasteciendo el 60 % del mercado nacional. Por este motivo se le considera La Capital del Mole, distinguiéndose por sus recetas tradicionales y su  delicioso mole almendrado.

En el mes de octubre recomendamos visitar San Pedro Atocpan y disfrutar los sabores de la Feria Nacional del Mole, una de las ferias más representativas de Milpa Alta en la que participan restaurantes, productores y 40 marcas artesanales de mole. En los restaurantes y cocinas instaladas en el recinto ferial se ofrecen platillos como el mole rojo con pollo, el mole verde con carne de cerdo, el conejo adobado y el tradicional mole almendrado con guajolote. ¡Para chuparse los dedos!

 

 

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje