Era el año de 1529 cuando fray Gonzalo Lucero llegó a la Villa de Antequera, conocida por los aztecas como Hu?xyacac y después de la independencia como Oaxaca de Juárez, con la encomienda de evangelizar a los indígenas tras la renuncia de los frailes franciscanos, que habían arribado antes con el mismo propósito pero que no gustaban de esta tierra árida e incomunicada, ni de sus habitantes.

Leer más...