Viajando por Saltillo y Parras

Saltillo, capital de Coahuila, debe su nombre a un pequeño ojo de agua. Rodeada por las majestuosas montañas de la  Sierra Madre Oriental, la ciudad fue fundada por los españoles en el siglo XVI. Actualmente, Saltillo se distingue por sus amplias avenidas y modernos espacios para la organización de congresos y ferias. Además se le conoce como la “Atenas de México” por sus importantes instituciones educativas y espacios culturales.

Comencemos nuestro recorrido en la Plaza de Armas, ubicada en el corazón de la ciudad. Aquí recomendamos visitar la Catedral de Santiago, construida en el siglo XVIII y considerada la más alta en el norte de México. La catedral es un monumento con una torre de más de 80 metros, fachada con elementos arquitectónicos del barroco, plateresco y churrigueresco, columnas salomónicas y pilastras estípites. En su interior resguarda 45 óleos de la época virreinal y una colección de retablos que dieron la vuelta al mundo durante la exposición “México: Esplendor de 30 siglos”.

Otros sitios de interés son el Palacio de Gobierno, edificio de estilo neoclásico de cantera rosa con murales de Salvador Torazona y Salvador Almaraz, el Casino de Saltillo, inaugurado en 1900, y la Fuente de las Ninfas, obsequio de colonos extranjeros para celebrar el centenario de la Independencia de nuestro país.

Ahora continuemos en La Alameda, a unos 500 metros de la Plaza de Armas. La Alameda es un parque del siglo XIX con frondosos álamos y fresnos centenarios. Muchos consideran que este es uno de los parques más bonitos de México. En sus andadores encontramos detalles que conmemoran acontecimientos importantes y entre la arboleda descubrimos edificios como la Biblioteca Pública – monumento que evoca un Partenón griego – estatuas y bustos de ilustres personajes, y el Lago de la Republica.

También aconsejamos incluir el barrio de Santa Anita, el Mercado Juárez, el Centro Coahuilense de Cultura, el Museo del Desierto, recinto que sensibiliza sobre la importancia de este ecosistema, el Museo de las Aves, uno de los más importantes a nivel internacional, el Museo del Sarape en el que se muestran  trajes tradicionales de la región, telares y coloridos sarapes, y el Museo de los Presidentes. 

El sabor de la variada gastronomía saltillense se disfruta en los restaurantes del Bulevar Venustiano Carranza.  Lugares como “La Canasta” o el “Mesón Principal del Norte” ofrecen exquisitos platillos tradicionales como el exquisito cabrito norteño y la machaca. Aproveche y pruebe el delicioso pan de pulque, la cajeta de membrillo, el queso de nuez y los dulces típicos de la región.

Otra opción para conocer Saltillo es abordando “El Saltillense” tranvía turístico con recorridos los fines de semana. La estación se encuentra frente a la Casa Purcell en el Centro Histórico.

Muy cerca de Saltillo, el Pueblo Mágico de Parras

Parras es uno de los Pueblos Mágicos de Coahuila, nombramiento otorgado en el 2004. Este oasis cubierto de viñas y nogales es alimentado por manantiales cercanos y se ubica a menos de dos horas de Saltillo.

En la entrada de Parras se encuentra Casa Madero, antes Hacienda San Lorenzo. Esta reconocida empresa vitivinícola fue fundada en el siglo XVI. Posteriormente, Evaristo Madero adquiere la propiedad en 1893, remodela las instalaciones, importa 33 varietales de uvas, educa a sus hijos y nietos en el cultivo de la vid y en la elaboración de vinos. Hoy, Casa Madero cultiva viñedos orgánicos y sus vinos han sido galardonados a nivel internacional.

Los invitamos conocer Casa Madero, la hacienda cuenta con hospedaje para sus visitantes y en la Casa Grade se realizan catas dirigidas por sommeliers experimentados. Sugerimos el mes de agosto, temporada en que coinciden la Feria de la Uva, la Fiesta de la Vendimia y las festividades de la Virgen de la Asunción.

 

También recomendamos visitar Bodegas Vesubio, empresa del siglo XIX especializada en vinos generosos, y Hacienda del Perote, con una tradición de más de 400 años. La hacienda produce vino y sotol, cuenta con instalaciones para alojarse y ofrece actividades como paseos a caballo.

En el Centro Histórico de Parras aconsejamos abordar el tranvía turístico y conocer la Casa de la Cultura, donde se exhiben objetos que pertenecieron a Francisco Madero, la Alameda 20 de Noviembre, San Ignacio de Loyola, la Plaza del Reloj  y el Estanque de La Luz. Más tarde ascienda por los 243 escalones de Cerro Sombreretillo hasta llegar a la Iglesia del Santo Madero. ¡Tendrá una vista espectacular de Parras! 

 

Visita Nuestra revista"Edición/Primavera"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje