Zacatecas, ciudad virreinal

La ciudad de Zacatecas, en el norte del país, conserva el abolengo de las metrópolis coloniales, encabezando la listas de las ciudades más bellas del mundo al contar desde 1993 con la declaración de Patrimonio Cultural de la Humanidad; desde hace siglos, civilizadora del Norte, Corazón de la Republica Mexicana, ha sido y será la Muy Noble y Leal Ciudad de los Zacatecas, el centro de un estado progresista, Zacatecas es el destino cultural de América.

V México al Máximo

bwd  Pág 1/3  fwd
zacatecas.jpg
zacatecas1.jpg
zacatecas10.jpg
zacatecas12.jpg
zacatecas13.jpg

Zacatecas se caracteriza por ser un estado lleno tradiciones, cultura y festividades arraigadas, como las Morismas, donde coinciden Juan el Bautista y la Batalla de Lepanto. Esto sin mencionar el arte expresado en las arracadas jerezanas, la cerámica y el hierro forjado que se ofrece en tiendas especializadas del centro de la ciudad. Entre los edificios históricos de Zacateca, podemos mencionar la Biblioteca Elías Amador, recinto destinado para conservar en el acervo cultural de la ciudad, donde dialogamos con los habitantes de los siglos XVI al XIX; el Museo Pedro Coronel, instalado en un antiguo colegio Jesuita, alberga la colección de arte de uno de los pintores zacatecanos de mayor prestigio, Pedro Coronel, en la plaza de armas, la Catedral de Zacatecas, construcción del siglo XVII, ejemplo arquitectónico del churrigueresco mexicano. También el Acueducto del Cubo, construido durante los últimos años de la colonia; los museos Francisco Goitia y Manuel Felguérez. Además de los sitios arqueológicos de Altavista y La Quemada. Sin salir de la zona conurbana de la capital, se puede visitar el Centro Platero y comprobar su trazo arquitectónico restaurado. Sus talleres artesanales invitan a presenciar la elaboración de joyería en plata y otro, recordando el pasado minero de Zacatecas.

Uno de los recorridos recomendables para los visitantes, incluye los campos de agave y la elaboración tradicional del mezcal zacatecano, bebida espirituosa, aguardiente tradicional que cura el mal de amores. Es obligado tomar un caballito de mezcal, contar las perlas y degustar alguno de los platillos típicos de la región como el asado de boda, la birria de carnero o el pozole rojo, sin olvidar la variada gastronomía internacional que se sirve en restaurantes con ambiente cosmopolita en los que se conjuga el pasado virreinal con la modernidad. Esto sin olvidar las cantinas y bares de Fresnillo, poblado cercano en los alrededores de Zacatecas, donde se encuentra el Santuario Platero, sitio de veneración del Santo Niño de Atocha, tercer destino religioso después de la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, y la Catedral de San Juan de los Lagos, en Jalisco.

Además de caminar entre agaves, saturando los sentidos con el característico aroma del mezcal, otra ruta interesante es un descenso a la mina El Edén, cuyo auge fue entre los siglos XVII y XVIII; ahora resguarda una colección escultórica, un museo y un bar único en su género, no apto para claustrofóbicos. La vida nocturna se vive bajo tierra. Otro destino próximo a Zacatecas es la ciudad de Jerez, cuna del poeta Ramón López Velarde, distinguida con la denominación de Pueblo Mágico debido a su arquitectura colonial y gótica, sus leyendas y tradiciones, su gente y sus fiestas.

Para los amantes de la aventura alternativa, Zacatecas ofrece el campismo en Sierra de Órganos, a unos kilómetros del pueblo de Sombrerete, un santuario de peñas que se dejó moldear con el paso de los siglos. En el Cerro de la Bufa, con una altura de más de 2 mil metros, se puede descender una tirolesa suspendida a 840 metros. En la explanada de la Bufa se encuentra el Museo de la Toma de Zacatecas, una de las epopeyas revolucionarias. Pero una visita a Zacatecas no está completa sin un paseo por el teleférico, un recorrido a través de más de 600 metros. El teleférico se encuentra en el Cerro del Grillo, el recorrido, a una altura de 85 metros sobre la ciudad, concluye en el Carro de la Bufa. Zacatecas es un destino señorial, inolvidable.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje