Zacatecas, una ciudad luz con piel de cantera y corazón de plata

En esta ocasión visitamos la ciudad de Zacatecas, un destino colonial con piel de cantera y corazón de plata. Nombrada en 1993 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y en 2010 declarada Ciudad Heroica como parte de las celebraciones del Bicentenario de la Guerra de Independencia de 1810 y el Centenario de la Revolución de 1910. La también llamada Civilizadora del Norte sería fundada en el siglo XVI y conocida como Minas de los Zacatecas debido a sus ricos yacimientos de minerales, especialmente ricas vetas de oro y plata.

El protagonismo de la ciudad de Zacatecas en la minería durante el periodo colonial, la posicionó como la segunda metrópoli en importancia, solo después de la Ciudad de México, otorgándosele el título de Muy Noble y Real Ciudad. Una forma para aproximarse a este pasado minero es adentrarse en la Mina El Edén, habilitada como espacio museográfico y centro turístico desde 1975 y remodelada en 2004. Nosotros abordamos uno de los trenecitos para explorar túneles y galerías, descendiendo 500 metros por los socavones La Esperanza hasta El Grillo. En el interior encontramos el Museo de Rocas y Minerales, adquirimos suvenires y nos refrescamos con un coctel en La Mina Club: ¡lugar único en el mundo por encontrarse dentro de una mina!

Continuamos en la Alameda, un paseo arbolado del siglo XVIII y ampliado en el siglo XIX. Caminamos por sus bellos andadores, bajo la sombra del follaje de álamos, sauces y moreras. Admiramos la balaustrada de cantera, los monumentos y hemiciclos instalados en el parque. Nos detuvimos en las fuentes y subimos al quiosco de estilo porfirista. La Alameda es un lugar que puede disfrutarse en el día y en la noche.

Muy cerca del Palacio Legislativo descubrimos el Museo Manuel M. Ponce y el Museo Zacatecano, en el primero se exhiben objetos personales y partituras del famoso compositor y precursor del nacionalismo musical mexicano, y en el segundo se exponen piezas de arte Huichol, hierros forjados coloniales e iconografía religiosa.

Más adelante, caminando por la Calle Genaro Codina, autor de la célebre “Marcha de Zacatecas”, llegamos al Templo de Santo Domingo, fundado por los jesuitas en el siglo XVIII. Nos tomamos un tiempo para contemplar su fachada barroca, torres y cúpulas. En el interior nos sorprenden los retablos de madera estofada en oro – únicos en la ciudad – y la obra de Francisco Antonio Vallejo. Santo Domingo se distingue por ser el segundo templo más importante de la ciudad y más alta que la propia Catedral Basílica de Zacatecas.

Próximo a Santo Domingo, instalado en un edificio colonial, está el Museo Pedro Coronel, recinto con un importante acervo de arte prehispánico, objetos artísticos provenientes de todo el mundo y trabajos de Pablo Picasso y Salvador Dalí.

Seguimos por Avenida Hidalgo hasta el Teatro Fernando Calderón, joya arquitectónica de la ciudad que se distingue por su escenario estilo italiano y su cristalería veneciana. Aprovechamos para saborear la gastronomía típica zacatecana en el Mercado Jesús González Ortega, ubicado frente al teatro.

bwd  Pág 1/2  fwd
acueducto-y-hotel-de-ex-plaza-de-toro.jpg
catedral-de-noche-zac-1.jpg
iglesia-de-fatima.jpg
monumento-a-la-toma-de-zac.jpg
museo-de-rafael-coronel.jpg

 

Luego de un merecido break, visitamos la Catedral Basílica de Zacatecas, monumento de estilo churrigueresco del siglo XIX. El Altar Mayor de la Catedral mide 17 metros de largo y 11 de ancho y está revestido con 25 kilos de oro, y el presbítero fue tallado en abedul finlandés. ¡La Catedral es una maravilla arquitectónica!

Nuestro  walking tour por el Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas incluyó el Callejón de las Campanas, el Palacio de Gobierno y el mural de Antonio Pintor Rodríguez, la Plaza de Armas, el Palacio de Justicia o de La Mala Noche, el Instituto Zacatecano de Cultura-Ramón López Velarde y la Fuente de los Conquistadores, elaborada en cantera y de estilo barroco estípite. Además conocimos el Museo Rafael Coronel, instalado en el Ex Convento de San Francisco, el Museo Francisco Goitia y el Museo de Arte Abstracto-Manuel Felguérez.

Por supuesto no faltó la Ex Plaza de Toros, el majestuoso Acueducto y la Parroquia de Nuestra Señora de Fátima, templo de estilo neogótico: arcos ojivales, arbotantes y contrafuertes, hermosos vitrales y bóveda de crucería. Nuestra Señora de Fátima, junto con San Miguel Arcángel en Guanajuato, es uno de los pocos templos con este tipo de arquitectura.

Recomendamos pasear por la noche y disfrutar de la iluminación arquitectónica en este destino colonial de nuestro México.

El Cerro de La Bufa

El emblemático Cerro de La Bufa, bautizado con este nombre por  el Conquistador Juan de Tolosa, tiene una altura de más de 2600 msnm. En la explanada visitamos el Santuario de la Virgen del Patrocinio, ermita construida en el siglo XVI y restaurada en el siglo XVIII. Más adelante, en la falda del crestón de la montaña, encontramos el Mausoleo de los Hombres Ilustres, el Museo Toma de Zacatecas y monumentos dedicados a los héroes de la Revolución que libraron esta famosa batalla en 1914.  

Los nuevos atractivos en el Cerro de La Bufa son un circuito de tirolesas con un recorrido de 840 metros y la Cámara Oscura: un espacio en el que podemos observar en tiempo real la ciudad de Zacatecas con una visión periférica de 360º. Como dato de interés, el teleférico será reinaugurado en marzo de 2017. 

Visita Nuestra revista"Edición/Verano"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje