San Miguel de Allende, la ciudad más hermosa del mundo

La ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2008, fue galardonada recientemente con el primer lugar mundial del Top 25 cities of the world. Es la primera vez que un destino de nuestro país recibe este nombramiento en el ranking realizado por la editorial de viajes más importante a nivel internacional, Condé Nast Traveler. El reconocimiento es otorgado cada año gracias a las votaciones de los más de 150 millones de lectores de esta prestigiada publicación. San Miguel de Allende logró colocarse en el lugar número uno, con una calificación de 84.6 puntos, posicionándose arriba de París, San Sebastián, Santa Fe, Florencia y Viena. Considerada una de las ciudades más hermosas del mundo, San Miguel Allende recibe alrededor de 1 millón 200 mil de visitantes, quienes dejan una derrama económica de 2 mil millones de pesos anualmente.

Diego Alberto, 1 Enero 2014

bwd  Pág 1/3  fwd

San Miguel de Allende, la joya del Bajío

Durante la Colonia en México se extrajeron unas 182 toneladas de oro y más de 53 mil toneladas de plata. Para transportar estas riquezas se usaban recuas con mulas que recorrían la llamada Ruta de la Plata, un camino que comenzaba en el barrio de San Ángel, en la Ciudad de México, y terminaba bifurcándose para comunicar a San Luis Potosí y Zacatecas. San Miguel el Grande, ahora San Miguel de Allende, era una aduana importante que se encontraba en el trayecto que unía a la capital de la entonces Nueva España con Zacatecas. Esta privilegiada posición en el virreinato puede apreciarse en su espectacular arquitectura barroca. Los templos de La Concepción, Nuestra Señora de la Salud, San Francisco y el Oratorio de San Felipe Neri, todos del siglo XVIII, son ejemplos de la relevancia de esta metrópoli en aquella época.

Uno de los principales héroes de la Guerra de Independencia de 1810 fue Ignacio Allende, un criollo nacido en San Miguel el Grande. La casa del siglo XVIII en la que creció es actualmente un museo ubicado en el centro histórico de la ciudad. Allende luchó junto con Miguel Hidalgo y otros insurgentes por la libertad de México. Para honrar su memoria, San Miguel adoptó el nombre del libertador llamándose desde 1826 San Miguel de Allende. Esta ciudad rodeada de montañas, pródiga en manantiales, única por sus templos y casonas, estuvo a punto de convertirse en un pueblo fantasma durante los primeros años del siglo XX.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, ciudadanos estadounidenses interesados en el arte migraron a San Miguel de Allende, debido a que las instituciones educativas de su país reconocían los programas del Instituto Allende, instalado desde 1950 en una hacienda del siglo XVIII, propiedad de Manuel Tomás de la Canal. Los fundadores de este instituto fueron el peruano Felipe Cossío del Pomar, el escritor norteamericano Stirling Dickinson y Enrique Fernández Martínez, en ese entones gobernador de Guanajuato. Este impulso a las artes colocó a San Miguel de Allende como uno de los destinos culturales más importantes de México. Así llegaron personajes como el muralista David Alfaro Siqueiros y el conocido actor Mario Moreno “Cantinflas”, quien construyó el hotel La Ermita, muy cerca del Mirador del Centro, un lugar donde pueden contemplarse la herencia virreinal y la Presa Allende.

San Miguel de Allende es una ciudad que nos arrebata la mirada, debido a sus pintorescos paseos, bellos jardines, hermosos templos y orgullosas casonas. De estos atractivos destaca la Parroquia de San Miguel Arcángel, santuario en el que incluso ofreció un servicio el cura Miguel Hidalgo. El templo original fue construido a mediados del siglo XVI, posteriormente el edificio sufrió graves daños y a finales del siglo XIX se encargó al maestro cantero Ceferino Gutiérrez la reconstrucción de la fachada principal. Inspirado en las construcciones de estilo gótico, en particular por la Catedral de Colonia en Alemania, Ceferino Gutiérrez sustituyó las torres erigidas en los siglos XVII y XVIII, renovó portal, nichos, coro y atrio del templo. De esta manera San Miguel Arcángel adquirió sus perfiles neogóticos que caracterizan a la parroquia y la convirtieron en ícono de la ciudad.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje