¡Qué bonito y qué bien sabe León!

La ciudad de León se encuentra en el norte del estado, considerada como la Perla del Bajío y conocida como la Capital de la Piel y el Calzado. 

 Por Iria R. Suárez

Pero también se ha posicionado como un importante destino para el Turismo de Negocios y el Turismo Gastronómico: la cocina leonesa se ha enriquecido con el rescate y redescubrimiento de la gastronomía tradicional, tendencia que se complementa con el impulso a proyectos vitivinícolas y destilados de agave de la región.

Una opción para que conozcas la ciudad es abordando el Autobús Turístico, cuya ruta incluye el Centro Histórico, la Zona Piel y los outlets de calzado. V México al Máximo te recomienda visitar el Templo del Expiatorio – ¡no puedes perderte su espectacular iluminación nocturna! ¡entre las 25 mejores del planeta! –, la obra arquitectónica de Luis Long, el Teatro Bicentenario, los bares y restaurantes de la Calle Madero, el recién inaugurado Acuario del Bajío en el Centro Comercial Altacia y el Parque Ecológico Metropolitano, sede anual del Festival Internacional del Globo.

Inicia tu itinerario con entrañables sabores reinterpretados, desayunando en el restaurante Tepozán, ubicado en Bulevar Mariano Escobedo, a unos 15 minutos del Centro Histórico. Prueba los tecolotes, continúa con unos tacos de chile pasilla y termina con unas enjocococadas, una variación de las típicas gorditas, rellenas de pollo en chile negro, aguacate, queso fresco y cecina de la casa, bañadas con salsa de jocoque y servidas en una peculiar ollita de peltre roja. ¡Una fiesta en tu paladar!

Para estimular la digestión – luego del desayuno – dirígete a San Francisco del Rincón, a menos de 45 minutos de León. Aquí pasea en los viñedos de Bodegas El Lobo, una vinícola que se caracteriza por sus varietales Merlot, Tempranillo, Syrah y Zinfandel. La cosecha de las uvas se realiza a mano y la elaboración de los vinos se hace de forma artesanal: vinos de autor, de producción limitada y avalados con la Marca Guanajuato. La mejor temporada para visitar los viñedos es entre agosto y septiembre, meses en los que se celebran las Fiestas de la Vendimia.

Después de tu recorrido en los viñedos, regresarás con apetito. Entre la Calle Madero y el Bulevar Adolfo López Mateos se encuentra La Calzada de los Héroes, paseo tradicional que se extiende 500 metros y remata en el Arco Triunfal.  Aquí aventúrate en El Museo Panteón Taurino, restaurante clásico e imprescindible, fundado en 1931 por Filiberto “el Chato” Guerra. El Museo Panteón Taurino es único en su clase: mesas dispuestas en un redondel, animado con la música de mariachi, atrás de la barra, numerosas botellas descansando en los “tendidos”, ocurrentes meseros atendiendo a los comensales reunidos en palcos y callejones. Sugerimos el jugo de carne, la parrillada “Manolete” y la especialidad de la casa: ¡los chamorros! ¡para chuparse los dedos!

bwd  Pág 1/2  fwd
a.jpg
carne.jpg
gto.jpg
gto2.jpg
tequila.jpg

Si prefieres un jugoso corte de carne y no limitarte en la experiencia del buen comer, la parrillada buffet del restaurante La Vaka es lo tuyo: podrás disfrutar más de 180 variedades de platillos entre cortes de carne, pescados y mariscos, barra oriental, antojitos mexicanos, ensaladas, pastas y postres. La Vaka se encuentra en Bulevar Juan Alonso de Torres, a unos 10 minutos del aeropuerto.

Tu circuito no estará completo sin saborear una exquisita sopa de piedra en La Tequila, ubicada en Plaza Mayor en la Zona Dorada, a unos 15 minutos del Centro Histórico. Su deliciosa comida mexicana te hará desfallecer: sopecitos de tuétano, chalupas poblanas, tacos de camarón con costra de chapulines o tlayudas con arrachera. La Tequila ofrece 200 marcas de tequila, una gran variedad de mezcales, sotol y bacanora.

Necesitarás un buen digestivo después de tu visita a La Tequila. Una excelente alternativa es la destilería María de la Paz, en la Hacienda Franco de Benavente de Silao, a tan solo 15 minutos de la ciudad de León. Fundada en 2013, María de la Paz nos invita continuar explotando nuestros sentidos con sus destilados de agave artesanales y licores finos. Las instalaciones de la hacienda y la propia destilería son un verdadero agasajo para la vista. Además de la obligada degustación, puedes apreciar escenas de la cultura mexicana como charrería, tauromaquia, trajes típicos y cotidianidad en los oleos que decoran los tanques y contenedores de la destilería.

¡León es diversión y cultura!

 

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje