Con la inauguración del Puente Baluarte en 2012, la ciudad de Durango se convirtió en un atractivo destino colonial y de congresos y convenciones. Recorrer su andador turístico resulta toda una experiencia: escuchar el acento de las campanas, sentir la textura de la cantera y el rocío de las fuentes en el rostro, vislumbrar los remates y detalles coloniales de los edificios, disfrutar del aroma del follaje de álamos y jardines, y degustar los sabores de la tradicional gastronomía duranguense.

Leer más...

En el siglo XVI, los conquistadores españoles se adentraron en el norte de México en busca del mítico El Dorado, un lugar con oro y riquezas abundantes. Algunos de estos aventureros fueron Cristóbal de Oñate, José Angulo y Ginés Vázquez del Mercado, este último exploró el actual territorio de Durango, seducido por la supuesta existencia de una montaña de plata en el norte de una extensa planicie que nombró Valle de Guadiana.

Leer más...