Barro negro y los Colores de Oaxaca

San Bartolo Coyotepec, en los Valles Centrales, se encuentra a unos ocho kilómetros de la ciudad de Oaxaca. Los cántaros y jarrones de barro negro son famosos en todo el mundo. El barro negro bruñido es una invención de doña Rosa Real de Nieto, cuando accidentalmente descubrió que el barro se podía bruñir con una pieza de cristal de cuarzo. El proceso de elaboración consiste en modelar el barro en un torno prehispánico que consiste en dos platos cóncavos La elaboración de una sola pieza puede tardar hasta un mes.

Gabriela Hernández de Santiago, 1 Enero 2014

bwd  Pág 1/3  fwd
barro_negro_oaxaca10.jpg
barro_negro_oaxaca11.jpg
barro_negro_oaxaca12.jpg
barro_negro_oaxaca13.jpg
barro_negro_oaxaca14.jpg

Oaxaca es una tierra con grandes templos coloniales de cantera verde, ruinas que se elevan en los cerros y cielos de un intenso azul. En este territorio de contrastes, viven más de un millón de indígenas, más del 50% de la población étnica de México. La mayoría de estos grupos autóctonos hablan el zapoteco y el mixteco. Entre sus actividades destaca la elaboración de artesanías reconocidas internacionalmente.

El barro negro de San Bartolo Coyotepec

San Bartolo Coyotepec, en los Valles Centrales, se encuentra a unos ocho kilómetros de la ciudad de Oaxaca. Los cántaros y jarrones de barro negro son famosos en todo el mundo. El barro negro bruñido es una invención de doña Rosa Real de Nieto, cuando accidentalmente descubrió que el barro se podía bruñir con una pieza de cristal de cuarzo. El proceso de elaboración consiste en modelar el barro en un torno prehispánico que consiste en dos platos cóncavos La elaboración de una sola pieza puede tardar hasta un mes.

Además del característico bruñido, otro elemento que distingue estas obras son los calados que adornan con motivos de la naturaleza cada jarrón o cántaro. La galería-taller de doña Rosa se encuentra en San Bartolo Coyotepec y aún es administrada por hijos y nietos de esta mítica mujer.

Los colores de Oaxaca

Teotilán del Valles se encuentra a unos 28 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, es una población de origen zapoteca. La elaboración de textiles es una de las principales actividades de sus habitantes. Los artesanos de Teotitlán tejen en sus telares tapetes, alfombras, gabanes y sarapes de lana. Los diseños varían de acuerdo a la sensibilidad del artista, la mayoría continúan utilizando los motivos geométricos y naturalistas heredados de generación en generación; otros han decidido arriesgarse con diseños más modernos. Los hermosos colores empleados en los textiles de Teotitlán son extraídos de minerales, plantas e insectos, como el característico color añil proveniente de la grana cochinilla, cultivada en la ranchería Nochixtlán, cerca de San Bartolo Coyotepec. Era tan importante el de la grana cochinilla que durante la época colonial se llegaron a producir en un solo año más de 300 toneladas de este tinte.

Visita Nuestra revista"Edición/Otoño"

Suscribase a nuestro Boletín

Reserva tu viaje